miércoles, 23 de septiembre de 2009

CAMBIO DE BURRA. PARTE SEGUNDA


El Libidinoso está nervioso y el óxido le corroe cual termita voraz a madero tierno. No te preocupues que igual que en el caso de Pablo, he tenido que invitar a unos cubatas a Jose y por el mismo precio te he agenciado un "peazo" máquina que te va a poner donde te mereces. Para un pollo a medio plumar como tú, este "maquinón" no conlleva tanta carga emocional como para los que vimos bajar a Torrebruno de una "guagua", pero yo se lo que te conviene amigo Andrés.

Luego me invitas a cenar y no te preocupes por los gastos de corretaje (unos 1000 Euros que me achanto a tu salud).

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Una auténtica MOTORETTA de GAC.

Es mítica.

Delfin dijo...

!HOMBRE¡ ESTA MAQUINA ES LA QUE TENIA MI SOBRINO CARLOS CUANDO TENIA 8 AÑOS. Es comoda pero muy pequeña

alex dijo...

Yo la tuve y funcionaba genial salvo cuando querías empatillarla que levantabas más que medio palmo del suelo.
Por cierto, aunque Roque diga que está contento con su Orbea, yo creo que le va más esta y menudo sillín, que más de uno quisiera para echar la siesta.