domingo, 28 de noviembre de 2010

LA BICICLETA IDEAL, EL CUADRO

Vamos a ver si poco a poco y entre todos, podemos encontrar una serie de componentes para montar la bicicleta ideal. Hoy comenzamos con el cuadro, soporte sobre el que se acoplarán el resto de componentes que iremos comentando. Posterioirmente, hablaremos de la suspensión, las ruedas, cambios, desviadores, frenos, tijas, potencias, etc.
Interesa que el conjunto total de la bicicleta ronde los 3000 euros, motivo por el que no todo tiene que ser lo más caro, debe ser lo mejor para un bolsillo medio.
El uso de la bicicleta es el normal que se le viene dando en tierras de la provincia de Albacete con las rutas que acostumbramos a hacer con un poco de todo.
Para empezar, veremos el eterno problema de las características del cuadro como son:
- Material de composición, aluminio, carbono u otros materiales.
- Preparado para doble suspensión o rígida.
- Geometría del cuadro.
- Comportamiento, garantía, problemas que están dando, etc.

Por lo que yo puedo decir de lo que llevo visto y las rutas que vengo haciendo, el peso interesa, motivo por el que buscaré uno ligero. Igualmente, si el cuadro flexa  y eso ayuda a tener un comportamiento bueno en las sendas y trialeras mucho mejor. Dicen que el carbono actúa como caja de resonancia para los ruídos de los componentes que se le acoplan y de lo que tengo visto, mi aluminio viene haciendo más ruído que otras de carbono. Respecto a doble o rígida, no hace falta ni comentarlo, al no tener problemas de espalda y buscar una bicicleta que sirva 100% para rutear y no se contamine NADA en la pedalada, RÍGIDA.
Respecto a la geometría, que tenga un diseño para que entre sóla en los rincones, aunque no se muestre demasiado nerviosa.
Cuadros fisurados no conozco ninguno, igual que en el caso del aluminio. Respecto a problemas, la marca Trek en el modelo Fuel EX8 tuvo problemas con un tirante trasero que se partía y te dejaba sin cuadro. Cosa que solucionaba la marca con la garantía.
Respecto a la garantía, casi todas las marcas te dan un cuadro IGUAL O SIMILAR al roto.
TOTAL, QUE ME QUEDARÍA CON UNO DE CARBONO.

2 comentarios:

Sergio dijo...

Buenas cuñao,

interesente debate el que abres y que además, para aquellos que estamos pensando en hacernos con una nueva máquina,puede resultarnos muy útil.

Estoy de acuerdo contigo en dar el salto al carbono, sobre todo por un tema de ligereza y flexión. Este material ha evolucionado mucho y aquello de que se parte con un golpe, tiene trazas de convertirse en una leyenda urbana.

Respecto a la suspensión, ¿es qué hay que esperarse a tener mal la espalda para disfrutar de la suspensión total? (Ya sabes que yo con lo de la espalda estoy muy sensible...)En serio, yo hoy he hecho una ruta de 35 km, todo subidas y bajadas , y algunas de ellas con más piedras que en una cantera, y me hubiera venido de cine esa doble. Igualmente estoy de acuerdo contigo en que depende del tipo de ruta, y aún por estos lares de trialeras pedregosas, existen detractores, que apuestan por una buena suspensión delantera, digase fox o una rock shox, más un buen cuadro.Yo tengo mis reservas a día de hoy, pues si a ese buen cuadro de carbono y a esa suspensión delantera, se le añade una buena trasera, tenemos la bici completa.

Excelente apunte el de la geometría, característica poco atendida y más relevante de lo que pensamos, ya que una bici demasiado nerviosa es tan peligrosa como una poco ágil.

Por último, aclarar que hoy por hoy, las únicas marcas con garantía de por vida en cuadros son trek y cannondale. Scott paso a ofrecer de 5 años.

In conclusion(como diría mi jefa), que yo estoy más cerca de una doble buena que de la rígida,eso sí, gastando dinero, como por ejemplo los 3000 €(ej: Cannondale Scalpel 3)

P.D : El único pero, los 3000 €...bueno,el no tenerlos más bien.

Un saludo a todos.

alex dijo...

Sólo una pega, rutas de 35 kilómetros de sendas pedregosiiiisimas como las que allí teneis, en Albacete tan sólo tenemos unas cuantas y en ese caso, yo que he rodado con mi buena doble, notaba su comodidad.
Lo que ocurre es que en Albacete son pocos los que se aventuran a hacer sendas y trialeras de las buenas aún con dobles, pues la mayoría las tienen como caprichos.
En mi caso, al hacer rutas de llaneo de más de 100 kilómetros y haberlas probado con una doble, recomiendo hacerlas con rígida a todas luces.