domingo, 26 de septiembre de 2010

PÉTROLA, CARRERA BTT, HOY NO HA SIDO UN BUEN DÍA, PERO HE TERMINADO CONTENTO

 Me he levantado sin poder encontrar la llave del coche, la señora diarrea y sus virus han pasado por mi casa con origen en un colegio y el GPS no da señales de vida respecto a los satélites que rodean la tierra. En la carrera he tenido que parar ha dar aire a la rueda de delante pues estaba pinchada, otra vez para subir el sillín que estaba bajo, otra para ajustar la rueda trasera que estaba suelta, y otra más para cambiar el termo y buscar una ampolla de glucosa que me hacía falta.
Lo que no me puedo quejar es que la carrera es de las mías, donde subiendo por sendas alcanzaba a los que me dejaban en el llano y un par de lugares entre encinas han hecho mis delicias. Como diría Cabezuelo, con tal de buscar una buena ruta e impresionar, hemos ido por lugares de esos que ni a mi me gustan, sabiendo como se, de otros que a escasos metros se encontraban.
La organización muy buena, mejor si hubieran señalizado algo más, al final buscaba agua y no había agua, acuarius y cerveza y por mucho de ello, mi sed aumentaba.
Tras la carrera de Madrigueras y ahora, Petrola, tengo que decir que me falta un amigo para hacer las carreras.
En esta ocasión intenté salir de los primeros, estando bastante antes de la salida, de tal manera que con 10 grados estuvimos esperando y, sin GPS con velocímetro para mantener un buen ritmo he hecho lo que he podido, quedando el 163. No me puedo quejar, pues no teniendo un día excepcional he quedado mejor que las dos pruebas del pasado año.
Eso sí, gracias a Alejo de Chinchilla, providencial su consejo en la senda final del pueblo donde otros han pelechado frente al impetu de la juventud, caso de Benjamín. Saludos a Jesús y sus tropiezos (bastante tras un bautizo y una boda el día anterior) a los que un día de estos me gustaría llevar de compañeros en las carreras. A ver si se anima Pedro y Paco Lara, Jesús, Christian y todos los que faltan por nombrar.
Está claro que del 140 al 200, las carreras se convierten en su segunda mitad en un pedalear por el desierto en el caso de no encontrar un grupo al que agarrarse.
Por cierto, los regalos magníficos, el bote de aceite con teflón, la botella de vino de los Algibes, la camiseta y el bolígrafo, si incluso he podido amortizar el gasoil hasta Pétrola.
Hasta aquí las carreras del que suscribe por este año, salvo autorización de la socia para Hellín.

4 comentarios:

Javier Peralta Medina dijo...

Chico, parece que te ha mirado un gafe. Aunque si has terminado bien, y no te has roto ni clavícula, ni perna, eso es bueno.
Descansa , que te lo has ganao, aunque he echado en falta alguna fotico.
Saludos¡

alex dijo...

Dentro de lo que cabe, no era mi día, pero no te preocupes que ya mismo pongo una foto.

Jesus dijo...

la de casas ibañez... la tenemos que hacer... esta tarde te pego un toque...

alex dijo...

Ahora me lo dices niño perdido, Casas Ibañez, me habías avisado con tiempo y me despedía del Circuíto en Casas Ibañez y no en Pétrola. Hasta Hellín ya no participo.