miércoles, 21 de diciembre de 2011

ES FLACA, ES FEA, Y SIN EMBARGO LA QUIERO.



Todo llega, y eso de madrugar se ha terminado los días de diario y salgo como la gente "normal". A eso de las 09,30 estoy en la bicicleta camino de donde sea, sin importar que rumbo tomar teniendo en cuenta que en casa a más tardar a eso de las 13,00 horas.
Eso sí, dejo descansando mi burra, tan fiel y cansada de tanto trote en el trastero, esperando nuevas batallas de fin de semana quien sabe dónde. Ahora tomo mi flaca, le pongo el GPS y me lanzo donde me apetezca.
Ayer marché camino de Aguas Nuevas, Santa Ana, La Herrería, Vandelaras, Tiriez y Balazote, para luego tomar camino de Albacete y vuelta por los pueblos de inicio, total, unos 92 km.
Hoy, algo cansado, he recorrido Argamasón, El Pozuelo, La Zarza, El Pozuelo y las Peñas. En la vuelta, he parado en El Salobral a tomar un café con leche y unos compañeros de trabajo que allí estaban con chuletas y delicias de gorrinera con tomate partido me han hecho partícipe de tan grata celebración. Finalmente, con carajillo quemado, vuelta a casa como una espoleta. Menos kilómetros que ayer, pero con más calidad.
Mañana, pues mañana Dios dirá donde toca, pero bueno, mañana toca y con cadencia, como diría el Chaman Ronal.
Lo curioso es que llegas a casa y la bicicleta no tienes que llevarla al lavadero, nada se estropea, no tienes que echarle aceite. Es curioso, después de lo que llevo con mi Trek de montaña. La bicicleta se porta bien, va bien, pero sigue siendo flaca y fea y sin embargo la quiero.

3 comentarios:

Paco Atienzar dijo...

Despues de analizarlo despecio, me comprería una, pero ¿ Cuando la voy a coger? si solo puedo el fin de semana, mejor le cambio las ruedas a esta y vale para todo.
Pero vamos molar la flaca mola, fea no es y molar mola

José Luis dM dijo...

Bonita y sentida reflexión Alex.

alex dijo...

Es lo que hay, pero bueno, es lo que hay.