sábado, 20 de agosto de 2016

LIETOR, RAMBLAS, SENDAS, RÍO MUNDO. A DISFRUTAR TOCA

Siempre soñaba con ver las montañas a lo lejos, desde lo alto, con esa fila de relieves superpuestos, unos más claros que otros. Al fondo, seguramente, tras las montañas se tendría que encontrar el mar.
Soñaba y las veía desde abajo cuando viajaba junto a mi familia camino del río, de la montaña o esas mini vacaciones en Benidorm.
Me preguntaba lo lejos que podrían estar los lugares y las ciudades pues no sabía lo que se podía tardar. Mi ilusión era ir, era viajar y luego llegar.
Veía los carteles de las carreteras nacionales y comarcales cuando todo estaba indicado junto a los kilómetros que faltaban y yo pensaba si podían ser muchos o pocos. Cuando fuese mayor seguramente por allá pasase.
Ahora soy mayor, posiblemente me haya pasado un poco de años, pero sigo pensando lo mismo que cuando era pequeño pues a casi todos los sitios que soñaba ir ya he marchado y una cabeza como la mía siempre tiene algo nuevo que hacer, algo pendiente que realizar.
Esta ruta es otra ruta más, otra gran ruta con la que poder pasar una larga mañana de bicicleta que al llegar bien parece un rato. Eso sí, subas o bajes, recuerda que esta tierra está cargada de piedra y guijarro que hace de cada pedalada más dura y en las subidas no te digo. En las bajadas cuidate que la rueda no quiere en ocasiones ir por donde tu le mandas, hazte con el control que el que manda eres tú.
Agua, agua en agosto una mañana que a las 07,00 tenía 21 grados... no te digo, sin lugar donde repostar mas que en Hijar en caso de salir del trazado, dos bidones más una botella en la mochilla pudieron hacer que mis casi tres litros se quedasen justos para terminar el recorrido. Son las cosas de la tierra, pero más vale que sobre agua y soportar su peso que falte y terminemos pidiendo la hora.











Powered by Wikiloc

No hay comentarios :