martes, 17 de abril de 2012

TIEMPO DE DESCANSO, TIEMPO DE PENSAR, TIEMPO DE VIVIR.

Es lo bueno de vivir en una ciudad en mitad de la llanura, cualquier elevación por pequeña que sea nos puede mostrar con pocos obstáculos el horizonte. En nuestro caso, es una larga línea horizontal que deja claro donde termina el cielo y comienza la tierra. Lo que no tenemos claro es lo que podemos encontrar tras esa linea y en ello pensamos, en un incierto infinito, en nuevas rutas, en el presente, en los de casa y en nada, pues también pensamos en nada, ¿Acaso es pensar eso, pensar en nada?.
Es tiempo de descanso y sólo nos preocupan nuestros cuerpos a los que estamos atados, ligados, de tal manera que sin ellos no somos nada. Piden descanso y cuidados, ya lo hicieron con algún susurro que otro y no le dimos importancia, pero a... migo, ahora y tras el dolor insufrible pide cama y reposo, no podía más y a gritos nos obligó, ahora es tiempo de reposo.
Nuestras cabezas no están doloridas más buscan escapar de la habitación y de lo que ello supone, pues en ocasiones vuelven los dolores, los pinchazos, parece que perdemos lo que hasta el momento le habíamos ganado a la enfermedad. Levantémonos otra vez y caminemos por el pasillo...
Mira, por ahí van los recién casados, ¡Vivan los novios¡, que bien se les ve con sus azules pijamas de regalo (no estaban en la maleta). Comentamos los llantos de la madrugada, en la habitación contigua pasó la parca, la estaban esperando, más lloran la pérdida que el deceso..  por lo visto tocaba.
Esta noche más, acompañantes y enfermos, cada uno en su sitio, con los chandal y los calcetines de andar por casa, el teléfono con Wifi, el portatil, la revista de coches y el periódico del pasado domingo. La cuña, el gotero y el calmante y la esperanza de salir, de estar mejor, de volver a como estábamos.
Es tiempo de descanso, de reposo y de pensar, es tiempo de vivir.

5 comentarios:

Paco Atienzar dijo...

Todo lo que empieza acaba, mientras tanto solo nos que da la paciencia, la tolerancia, el reposo obligado y porque no, necasrio tambien, la llamadas de los amigos, y el eterno aburrimiento de la situación.
Pero en fín ya te digo.
" Todo lo que empieza acaba " No te quepa duda compadre, un abrazo.

alfonso dijo...

Espero que el tan merecido descanso sea el mejor de los retornos, con todas las ganas y fuerzas. Un saludo.

Paco Atienzar dijo...

Alfonso no lo provoques hazme caso y no lo provoques, que nos mete una ruta para desquitarse que nos caga....

alex dijo...

... Cierto...

alfonso dijo...

Para eso estamos no? para hacer buenas rutas. Además por mucho que lo intentemos siempre no va a dar pal pelo......