lunes, 14 de diciembre de 2015

ALDEAVIEJA. MAELLO. SENDA MILANO. VILLACASTIN. ERMITA. ALDEAVIEJA

Tal y como decía Sabina, "en ocasiones va el diablo y se pone de tu parte" y eso ha sido lo que esta tarde del lunes me ha podido ocurrir. La ruta prometía tranquilidad tras los buenos alimentos con un recorrido sencillo de treinta kilómetros desde Aldeavieja en dirección Villacastín y vuelta.
El tramo que estaba claro por otros usuarios era el de Aldeavieja a Villacastín por la ermita y como no había problema he comenzado por la otra mitad, la que desconocía y... claro, ahí estaba la cuestión y meollo de la ruta.
El viento daba fuerte y como me olía que en la segunda mitad volvería en refugio por un vallejo y luego tras montañas me he dejado llevar en la primera parte de la ruta. Seis kilómetros de esos de ensueño que todos pensamos de vez en cuando, pisteando en bajada y con el aire empujando, una media de treinta y cuatro kilómetros por hora y apretando dientes en bajada pues más que bicicleta parecía que llevaba una tabla de surf.
Luego entre montes un buen tramo tras Maello por un cauce y su senda denominada Milano, un poco de encinar y Villacastín. Ganas tenía de pedalear por este pueblo que siempre paso a cuarenta y su semáforo de treinta. Mucho, mucho más grande de lo que parecía con una impresionante iglesia que sumar a la de Aldeavieja y la ermita a medio camino más alguna que sumar y que desconozco pues sentido tiene que tener.
La vuelta por un camino que en tiempos tuvo que ser grande pues algún tramo guarda de un pasado bien empedrado y para terminar, café con leche y a seguir con la tarde que es larga y da para más.















No hay comentarios :