sábado, 16 de abril de 2011

Chinchilla no defrauda


Chinchilla, nunca defrauda y es capaz de sacar lo mejor y lo peor de cada uno, hoy en compañía del incombustible Alex, hemos recorrido esta ruta en contra del aire en la ida y su correspondiente sufrimiento, y como puta por rastrojo a la vuelta, la velocidad de bajada no la digo que podéis pensar estamos muy fuertes pero ha estado por encima del límite legal de algunas áreas metropolitanas.
Lo mejor de todo ha sido ver al Sr. Alex en perfecto estado y casi sin secuelas físicas de la caída, toda una alegría.
Tambien fue un placer ver a Chuky esbozar una sonrisa. ¿Se Puede pedir más?

Publicar un comentario