sábado, 16 de abril de 2011

LAS MOSCAS DE MACHADO, SERRAT Y ALEX

Según conversación mundana y a la vez profunda en posada de la ilustre villa de Chinchilla, más ilustre aún en reforma anterior a Javier de Burgos, el contertulio Juancar y quien suscribe estas sucintas líneas pudieron hablar de lo divino y lo humano, encontrando como punto de inflexión LAS MOSCAS.
Pongo a Dios por testigo que existe una variedad de mosca que habita en verano en portales frescos con claroscuros y que traza su vuelo con cartabón realizando desplazamientos en horizontal y vertical, olvidando ese alocado vuelo sin destino conocido de las vulgares moscas.
Si alguien puede ayudarme en constatar este recuerdo de mi infancia amenizado por Serrat que canta a Machado que pierda su tiempo rompiendo lanzas a mi favor.
Por cierto, en la última disquisición mantenida en el mismo lugar referido con anterioridad, tuve que otorgar razón y verdad a la tesis de la existencia de padrastros en los dedos de los pies.
Como diría Marcial....

2 comentarios :

Paco Atienzar dijo...

Señor apiadate de su alma, pues su mente ya no tiene arreglo

alex dijo...

Entre mi mala cabeza y amigos como tú no se donde voy a llegar, pero bueno, por lo menos voy a ver si llego.