miércoles, 18 de febrero de 2015

EL VALLE DE LOS CAIDOS. NATURALEZA Y PIEDRA.

Mira que llevo vistos lugares y es la segunda vez que puedo visitarlo, y no deja de sorprenderme. Desde la entrada con seis kiómetros en plena naturaleza entre pinos llenos de humedad se vislumbra a lo lejos la cruz. Poco a poco se va llegando y todo adquiere proporciones inmensas; estatuas, empedrado y arcos. Entrar al interior sobrecoge y andar hasta su parte final es un paseo por algo que produce un torrente de sensaciones en un mar de tranquilidad.
Desde fuera se disfruta del bello entorno natural con pueblos y horizontes azules y anaranjados, pues va cayendo la tarde. Es un lugar donde tan solo puedes encontrar naturaleza y piedra, con algún que otro tapiz en su recorrido.

Naturaleza y piedra.










No hay comentarios :