jueves, 26 de febrero de 2015

AVILA. RIOFRIO. MIRONCILLO. CASTILLO DE MANQUEOSPESE. NIHARRA. EL FRESNO. AVILA

En esta ocasión se trataba nuevamente de rodar evitando barro a toda costa y además a buen ritmo a ver como está la cosa y la verdad es que ha sido bastante satisfactorio, todo ello dentro de lo normal para alguien como yo que ni corre ni compite.
Pues el recorrido ha sido salir de Avila en dirección Riofrío y luego Mironcillo, todo en subida y por carreterilla tranquila, pero claro, el instinto es el instinto y aunque el viento era fuerte y el frío sacudía en la cara, visto el castillo por segunda vez tocaba subir a Manqueospese. Y vaya que se ha subido, primero por camino de tierra y luego por sendas de todo tipo buscando la pedalada y el equilibrio haciendo fuerza como en los buenos tiempos.
El castillo, digno de su visita pues con la Paramera nevada al fondo y esa construcción integrada en la roca, el disfrute es total, más con el arcoiris al fondo del valle Amblés con todos esos pueblecitos que parecen colocados a prudencial distancia.
La bajada, como todo en este mundo, al revés y por camino en buen estado para terminar nuevamente en Mironcillo. Luego otra vez pedales por carretera y desvío por el Adaja en dirección el Fresno y Avila por camino y finalmente carretera.
Curiosa la salida y llegada por la muralla pues las escaleras y rampas nos esperan, vaya que si nos esperan, para lo bueno y duro.

En fin, otra salida más de esas que como siga haciendolas van a pensar mal de mi, pues estoy dando una imagen bastante curiosa para lo que soy yo, amante de sendas y bicitreking, pero las circunstancias mandan pues de ir solo por estos lares, me comen los lobos si algo me sucediese.



1 comentario :

victor dijo...

Que bonito compañero