miércoles, 18 de noviembre de 2015

AVILA. BRIEVA. MEDIANA DE VOLTOYA. OJOS ALBOS. ARROYO CORRAL HONDO. URRACA MIGUEL. BERNUY. AVILA

Llegada la temporada del frío es momento de recogerse y hacer rutas tranquilas sin demasiadas complicaciones que las tardes son cortas y pueden suceder muchas cosas…
Claro que suceden muchas cosas y eso ha sido esta tarde lo que me ha pasado, una ruta que tenía gran parte de la misma conocida de otras ocasiones como era la salida en dirección Brieva buscando un buen par de sendas con las que poder soltar piernas al inicio y un final por la vía verde asfaltada de Urraca Miguel hasta Ávila.
El meollo se situaba en el tramo de Ojos Albos en dirección los molinos y el tramo de enlace a Urraca Miguel. Esa montaña que parece una coronada de aspas blancas. Un par de veces la he recorrido y he visto que es algo más que una montaña, que son unas cuantas más bien recogidas y que entre ellas guardan algún camino perdido e incluso senderos que recorrer. Pues esta tarde era el momento de hacerlo.
Resultado magnifico, fenomenal, increíble, casi insuperable, tremendo, tela con lo que he podido disfrutar mientras mi otro yo me decía “ten cuidado que te la estás jugando y luego te lamentas”. Pero todo ha salido bien, para que negarlo, eso sí, tener en cuenta un tramo de unos cincuenta metros de subida en plan bicitreking del duro y un par de bajadas empedradas y empinadas donde lo peor que podemos hacer es ir muy, muy despacio pues tendremos resbalón asegurado.
Montañas llenas de óxido, valles que parecen perdidos y agua corriendo entre los collados al pie de los gigantes. A ello le sumamos aves que aprovechan las termas de aire caliente para mantenerse en vilo mientras buscan la merienda.
Vamos, que he disfrutado como un niño, como un enano.













No hay comentarios :