miércoles, 11 de noviembre de 2015

CERCEDILLA, DOS VECES ALTO DE FUENFRÍA Y DOS SENDASCAS, UNA POR LA CALZADA ROMANA Y OTRA A LOS CAMPAMENTOS.

Cercedilla es un lugar del que hace un año oía hablar y no pensaba que por allá pudiese pedalear. Si de este año por tierras castellanas tuviese que quedarme con un lugar, lo haría con Cercedilla. Es realmente algo impresionante el rincón de sierra y la cantidad de lugares y sendas que puede albergar.
La curiosidad de llamaba con la senda de Smichtd, el Carril del Gallo, los Cospes, la senda del Agua, la de la tubería y otras tantas que ya ni se ni recuerdo el nombre. Todas han ido cayendo poco a poco y algunas se han repetido. Normalmente se ha cogido altura por la carretera de la República hasta los miradores de los poetas que tanto me impresionaron la primera vez y luego, luego a bajar.
Con la rígida hacía lo que podía y luego llegaría la Giant, bicicleta a medida de estos lares con la que he podido afrontar esos lugares donde antes bajaba o dudaba y claro, una cosa lleva a otra.
Ahora tocaba hacer dos tramos de sendas, uno corto de la calzada romana que me restaba y otra senda que a mano derecha sale para terminar en el camino de los campamentos y que ha resultado fantástica. De ello daré cumplida cuenta con un buen vídeo al efecto.
No sé si volveré a Cercedilla pues me da en la nariz que esta puede ser la última ruta que por estos lares haga en mucho tiempo y eso ha provocado en el día de hoy que al tiempo que disfrutaba se mezclase la pasión con futura melancolía.
Pero bueno, todo comienza y también termina pero lo que siempre nos quedará será un buen recuerdo y si algo se puede pedir, que sea imborrable.
Adiós Cercedilla, adiós.






No hay comentarios :