domingo, 23 de octubre de 2016

50KM. ALATOZ, PARAISO SENDERIL

Han pasado ya cuatro años desde la última ruta por Alatoz y parece una eternidad en lo que se refiere a términos ciclistas, pues no es que haya llovido mucho pues llover ya no llueve como antes, es que se ha ido por aquí y por allá y de tanto que se ha ido y venido parece que lo pasado pertenece a otra época.
Pero Alatoz sigue donde estaba, eso sí, ahora con dos bares al amanecer donde tomar café y un par de magdalenas antes de la ruta, algo en mi caso casi imprescindible.
Subes y bajas, unas veces por camino y otras por senda y con el ir y venir vas sumando desnivel y sendas de todo tipo, eso sí, piedra que no falte. En mi caso, este rincón lo he buscado tras las intensas lluvias de estos días pues bien se que de barro por allá poquito. A cambio, en algunos puntos de paso, la roca mojada nos espera en algún renuncio pues la rueda delantera puede que se vaya por donde no queremos.
A mitad de ruta y al inicio de una subida en senda, el perro sale de la finca y recibe ladrando y tentando. No me gusta mucho el can pues ya a la tercera vez le he visto las intenciones y parecía buscar el lugar adecuado de mi pierna izquierda para degustar mis blandas carnes. Este perro suele estar dentro de la finca, pero bueno, en todos los años que llevo, nunca me ha mordido un perro y yo, yo tampoco he mordido a ningún perro (aunque algún galgo haya echando un pulso a la chapa, radiador y embellecedores de mi coche).
Tenemos agua, fresca y buena a mitad de ruta y lo mejor de las sendas en estos kilómetros donde iremos degustando, disfrutando estos montes tan próximos a Albacete donde poder disfrutar como enanos de la bicicleta de montaña.
En mi caso he optado por la doble pues esta zona se puede hacer tranquilamente con la rígida, pero los botes y pasos complicados los tenemos asegurados.






Powered by Wikiloc

2 comentarios :

Pep Llanero Solitario MTB dijo...

Hola Alex, no le tengo miedo en general a los perros, pero si al perro con malas intenciones que yo personalmente no conozco, ese de generoso tamaño que busca la pantorrilla de manera obsesiva.
Yo creo que tener a tu perro en las condiciones que observan las leyes (que las hay) además de una cuestión de ciudadanía es una cuestión de educación.
Y lo digo por algún susto que personalmente también he tenido.
Saludos cordiales compañero !!
P.D. Tengo perro de mediano tamaño que nunca ha atacado a nadie ni lo hará, aunque siempre que salgo de paseo con el lo llevo atado y pegado a mi costado cuando por ejemplo me cruzo con alguien.

picodelalmenara dijo...

Buenas Pep, me alegra verte por aquí. Bien sabes que en esta vida más miedo que a la oscuridad, a los animales salvajes y a los temores, más miedo se debe tener al ser humano pues sin lugar somos peligrosos aunque a veces no mordamos.