domingo, 2 de octubre de 2016

SIERRA ESPUÑA MORTAL. GEVAS. EL BERRO. LEIVA. MORRON DE ALHAMA. SENDA DEL CARACOL. LA PERDIZ. SANATORIO. EL HILO. CODORNIU

Esta ruta tiene lo que nos gusta que son sendas y más sendas, unas en subida y otras en bajada, las que te llevan de un sitio a otro sin que te des cuenta y las que estan limpias, con piedras, las imposibles, ramblas, regueros y otras tantas cosas. Eso si, tiene un pateo obligado con algunos tramos en bicicleta de unas dos horas y media nada recomendable a los que quieren hacer su salida sin bajar de la bicicleta. Pero para los que queremos todo, bicicleta y ver lugares de imposible acceso para nuestras maquinas y nos da igual portear y llevar a nuestro lado la bicicleta, es la ruta. Además subiremos más alto que las paredes de Leiva y disfrutaremos de estos grandes paisajes, del Morrón al que no pudimos llegar por cuestión de tiempo y de la impresionante senda del Caracol. Finalmente, este tramo termina con un cortafuegos donde deberemos recurrir salvo su parte final al pateo con premio en el restaurante la Perdiz donde nos esperan sus viandas y la fuente, pues de agua deberiamos haber ido bien pertrechados. Paso a contar....
La ruta tiene tres partes, la primera y la tercera que son solo sendas, en la primera parte hasta el Sanatorio de Tuberculosos junto a la Perdiz serán todas en subida, limpias y muy buenas.
La segunda parte serán unas cuantas sendas más de las que destaca la que nos lleva a la carretera que nos baja a Gevas. Esta senda en bajada con tramos técnicos es simplemente alucinante y eso me hace recordar que para esta ruta lleveis la doble, pues en caso contrario si no sois de lo que no hay, lo teneis complicado.
En Gevas con el restaurante La Mariposa hecho para extranjeros de la tierra como era nuestro caso, un buen almuerzo rodeados de "guiris" y nada más comenzar una buena senda en subida. Cargar bien las mochilas de agua y por mucho peso que parezca no lo desdeñeis porque os hará falta. Después, otra senda que nos llevará al Berro y allí más os vale tomar algo porque tenemos un buen premio. MIL METROS, UN KILÓMETRO en subida sin parar y eso se hará primero por una torrentera, luego por sendas, toboganes, el camino de Leiva y el Collado Blanco. Llegados a este punto, este día había una competición de escalada de doce horas y allí nos ofrecieron agua y comida y pasamos un buen rato con grandes amigos y compañeros a los que os agradezco vuestro impresionante trato, quedando a vuestra disposición.
En el Collado Blanco comienza lo que para unos puede ser un infierno y para otros una delicia, los últimos doscientos metros en subida por sendas de roca y algún tramo ciclable hasta el desvío al Morrón Chico o de Alhama. Nos cruzaremos con senderistas y arruís y con tranquilidad veremos el paisaje murciano con las paredes de Leiva como pequeña elevación a nuestro alrededor. Luego tendremos la senda del Caracol con grandes piedras y un diseño que te deja marcado.
Tras la senda, un sendero de roca donde no se puede subir en bicicleta pero si se puede andar y para terminar en la Perdiz, un cortafuegos donde de modo puntual podremos subir con mucho cuidado.
Finalmente la Perdiz, esa comida y agua y la senda que nos lleva al Centro de Interpretación, el Hilo y las Mil Curvas en una bajada constante y rápida con la que poder terminar una ruta de esas que no se olvidan.
En caso de no optar por pateos y buscar solo sendas en bicicleta, recomiendo la que a continuación cuelgo para que la jornada agrade a todos los asistentes.

































Powered by Wikiloc

1 comentario :

alfonso dijo...

Impresionante la ruta, es de los sitios que me he quedado con ganas de ir, a ver si un año de estos y con doble jeje, un saludo y a seguir descubriendo, disfrutando y haciendonos partícipes de estas grandes rutas.