martes, 6 de diciembre de 2016

CHINCHILLA, REPELANDO Y AÚN QUEDA PARA UNOS SUSPIROS

REPELANDO.
Los que somos amigos de tener jamón como invitado de honor en la cocina, agradecimos somos de su presencia y con las idas y venidas presentamos nuestras credenciales a tan ilustre pata. Agradecido en su muerte, esa pierna regia de tan magnífico animal nos anima tardes, aperitivos y guisos. Nunca una extremidad pudo ofrecer tanto.
Todo termina y llegados al hueso debemos apurar y separar a marchas forzadas lo que la putrefacción haría con tranquilidad, el hueso de la carne. A pesar de ello y cual cirujano, mejor dicho médico forente, seguimos con esa lenta autopsia (mejor muerto pues en vida sería tortura) y con el estilete en forma de cuchillo, jamonero como no, seguimos disfrutanto sin tanta soltura y mucha apretura en los recovecos de huesos, tendones y pieles con grasa.
Así es Chinchilla en esta ruta, espero haberme explicado con claridad.

CON BUENOS AMIGOS Y CONOCIDOS.
Y es que pedaleas con un buen amigo que se llama Nacho, luego en las sendas coincides con Juan, nativo de este enclave del Marqués de Villena. Terminas la ruta y coincides con buenos compañeros de trabajo. El café de la madrugada te lo sirve un profesional que nunca falla y si es posible con suso o donuts en defecto. El almuerzo la amiga del Emporium y el postre con dos profesores; uno de Filosofía y otro de Física y Química con treinta y dos años de ejercicio y profesión, vamos, para medalla.

CON SENDAS, ESCALONES, TRIALERAS Y UN BUEN RECORRIDO URBANO.
Respetando el monte, pasando por donde se tiene que pasar y si es por el pueblo cuando todos duermen y alguno se hace el café con leche tras levantarse. Si hacer ruido pero con precaución que también es peligro la falta de sonido para el peatón.
Y mientras pedaleamos subimos lo que parece que no se puede, pasamos por donde está difícil y bajamos por donde disfrutamos como niños... no olvidemos que esto lo hacemos porque todavía esta vivo el niño que un día conocimos pues con nuestras edades y ropa ajustada más parecemos al amigo de la abeja Maya que al traspasado y famoso Alberto Contador.

VIENDO COCHES CON LOS QUE SOÑAR.
Y haciéndonos alguna foto para presumir, pues a bien seguro que siendo de mi propiedad el préstamo personal para pagar este carraco con ruedas, tantos años como la mitad de hipoteca que me quedan con el doble de cuota quedaría pagado.
Sin lugar a dudas, este carro con motor de color rojo es algo que ha tardado en aparecer y bajo mi punto de vista arrasa al X6 de BMW que nunca me agradó, pero bueno, en esto de los coches como los colores y mucho mejor cuando valoran los que nunca tendremos lo que apreciamos o criticamos.

Y CON BONO FAMILIA SIN GASTAR.
Pues llegas a casa cuando se acaban de levantar y te abre la puerta un niño que te da un beso y te dice que ya te había escuchado antes de sacar las llaves. El resto de cosas están al pasar y por pasar, que el día acaba de comenzar.








Powered by Wikiloc

No hay comentarios :