domingo, 11 de diciembre de 2016

EL CABRIEL Y SUS CUCHILLOS. BARRANCO MOLUENGO. SENDA LADRONES. FONSECA Y EL MIRADOR. TÚNELES Y PUENTE. FUENTE OLIVO

Hoy era un gran día en el que tras veintisiete años, volvía a la zona de los Cuchillos del Cabriel donde tiempo atrás pude pasar unos días de acampada con los amigos Ramón, Manolo y Alberto si mal no recuerdo. Luego hablan de reencarnaciones y otras cosas, si es que lo estoy contando y parece que lo he vivido en otra vida....
Pero bueno, el caso es que volvía y eso es lo importante, volver. En este caso a lomos de una bicicleta junto a mi buen amigo Fran para conquistar con nuestras máquinas unos cuantos lugares.

El caso es que teníamos que hacer tres cosas:

VER LA ZONA DEL MIRADOR DE PEÑAS BLANCAS, SU BAJADA Y LA SUBIDA POR LA SENDA DEL BARRANCO DEL MOLUENGO.
HACER LA SENDA DE LA CUEVA DE LOS LADRONES
TERMINAR POR LA ZONA DE LOS CUCHILLOS CON SUS TÚNELES Y PUENTE

Y todo esto enlazando con buenos tramos, uno primero con una senda en subida paralela a la antigua carretera y que nos dejará en la zona de las Trincheras.
Luego, por camino iremos a la parte del Mirador de las Peñas Blancas donde quitado un tramo de bajada por escalones y un par de puntos donde pasaremos a lomos con las bicicletas, tendremos para salir la senda del Moluengo donde en subida podremos disfrutar de unas grandes vistas de los Chuchillos, posíblemente de las mejores.
Tras ello, caminos entre viñas para coger altura y pasar a la espalda del Moluengo y buscar la senda de la Cueva de los Ladrones. Tras terminar este tramo disfrutón nos espera el almuerzo en la Fuente de la Oliva.
Ahora un poco de camino cuesta abajo para afrontar los rampones camino del Mirador de la Fonseca y otra vez bajada y subida que todo terminará en un puente que cruza el Cabriel.
Al otro lado la zona de Fonseca, los túneles y los Cuchillos con un pedaleo que haremos tranquilamente pues tenemos muchas cosas que poder ver y disfrutar, no hacen falta prisas.
Terminamos con unas buenas cervezas y coca colas en la Casa de Postas donde los precios no son muy populares, pero bueno, un día es un día y tampoco te arruinas.

Lo bueno de la ruta es que la hacemos en Diciembre y con niebla, abrigados disfrutaremos de los paisajes y nos haremos una idea de los calores que recoge la zona en época estival donde no debe faltar el líquido elementos.

Tendremos cabras por doquier que nos miran al pasar pero no se quedan a esperar que saquemos la cámara, siempre igual..

Lo dicho, un rincón natural que se tiene que visitar en una ruta hecha para la bicicleta de montaña.


































Powered by Wikiloc

2 comentarios :

Rafaloy dijo...

Bonita ruta y grandes fotos y un poco de envidia sana por mi parte.

Un saludo desde la tierra del gran Artur

picodelalmenara dijo...

En ocasiones, la naturaleza supera al deporte y este ha sido un día de esos. Cuidate amigo.