domingo, 30 de abril de 2017

HISTORIA DE UN BESO, HISTORIA DE UN AMOR

Todo comenzó hace tiempo ya, mucho pero no demasiado. Juntar los labios era signo de unión y hacerlo significaba muchas cosas. Con el tiempo se convirtió en rutina; besos de buenos días, de bienvenida, de despedida, besos de cariño y de emoción, besos apasionados y besos, muchos besos, besos y más besos.
Llegaron más besos y más historias, las de los niños, las de los padres y los suegros, los amigos y los sobrinos. Entre tanto seguíamos besándonos como algo tan sencillo como increible.
Es la historia de un beso que fue, un beso que paso y otro que ya no será pero es la historia de un beso, de un amor que seguirá siendo y haciendo historia, la del beso.






No hay comentarios :