miércoles, 13 de mayo de 2015

MADRID A PEDALES (II). CHAMARTÍN. EL PARDO. CHAMARTÍN

En esta ocasión y tras haber recorrido la Casa de Campo, marchamos al Retiro para continuar haciendo sendas y disfrutar de un gran recorrido.
Para llegar y volver del Pardo se toma un track del usuario kontrain, a ello se suma otro track con muchas sendas en el Pardo y que pertenecen a un track del usuario cúbico. A todos ellos, usuarios de wikiloc, se agradece su aportación para hacer una ruta con la que he podido disfrutar como un enano. Se le debe sumar el buen carácter de todos a los que he ido encontrando en el camino y a cualquier pregunta o aclaración me han echado una mano e incluso me han ayudado a manejarme por "la gran ciudad".
Si bien la salida de la zona de Chamartín camino del Pardo puede resultar un poco ajetreada por lo del tráfico más un pequeño salto de carril por una mediana, una vez llegamos al Pardo nos esperan para comenzar una buena selección de sendas cuesta arriba y cuesta abajo. A pesar de ello, sirva recordar que aunque digan muchas cosas, en ningún momento he circulado con intranquilidad mas que los nervios de la situación de pedalear por una ciudad donde anteriormente nunca había estado y hacerlo a buen ritmo como se verá en los vídeos que posteriormente colgaré.
La zona del Pardo es algo tremendo pues como ocurre como en la Casa de Campo, aquello está lleno de sendas, cuesta arriba y cuesta abajo, pero algunos tramos son más radicales y eso se nota en los ciclistas que nos vamos cruzando pues el tema de las bicicletas cambia a endureras y bastante más al estar orientadas a sendas técnicas con sus correspondientes saltos. A pesar de ello, con mi modesta rígida, en ningún momento me he visto superado por la zona puesto que el buen estado de los senderos limpios se presta a la velocidad y diversión. Eso sí, cuidado que nos podemos llevar algún susto por lo escurridizo de algunas zonas por la tierra suelta.
Naturaleza plena y sendas para aburrir de diversión y finalmente, vuelta a Chamartín por prados interminables con Madrid a la derecha. Luego nos espera carril bicicleta entre carreteras cargadas de vehículos, lo que bien parece ser un remanso de paz en la vorágine y un poco de tramo urbano para llegar a nuestro final.
Ruta que resulta sencillamente buena y más para quien es nuevo por la zona lo que ha resultado una auténtica experiencia.




No hay comentarios :