lunes, 18 de mayo de 2015

SENDAS POR LA CASA DE CAMPO. PARTE I.

Para uno que nunca había rodado por estos lares, la sorpresa resulta agradable pues las sendas son buenas, límpias y rápidas. Parece mentira pero está plagado de sendas, por aquí y por allá, hacia arriba y abajo. En ocasiones, parece mentira que estemos en mitad de una gran ciudad.

No hay comentarios :