sábado, 15 de julio de 2017

TORRE DE LA ISLETA, EL CAMPELLO

Ya se ha hecho de noche y las luces se encienden. Es ahora nuestro turno, se abre el diafragma para recoger toda la luz posible y el tiempo de exposición es eterno, entonces la cámara debe estar quieta, petrificada, desde el momento de la pulsación hasta la recogida de la imagen... procesando.... y tras varias pruebas tenemos el resultado esperado. No es una cámara "mileurista", es de dos centenas y media de euros pero bastante "resultona".







No hay comentarios :