miércoles, 26 de septiembre de 2012

AMANECE DESDE MI TERRAZA

En ocasiones no hace falta salir de casa para encontrar paisajes y en mi caso, creo ser privilegiado a la hora de ello. Las mañanas de otoño que avecinan cambio de climatología asoman con paletas de intensos colores. Tonos amarillos, naranjas y azulados avecinan la llegada de un sol al que le cuesta asomar pero que, una vez lo hace, no da tregua con rápida escalada por el horizonte.
Chinchilla sirve de fondo a las vistas, pudiendo elegir a a la hora de la foto, tomar su castillo o no con un giro de muñeca. Lo malo de ello, son las construcciones que inundan su antesala y que a no ser que busquemos el contraluz, desmerecen las vistas.
Mientras pulso el disparador puedo ver algún pájaro que otro a lo lejos y en alguna ocasión como la de esta mañana, bandadas enteras de ellos camino de los campos tras su parada y fonda en nuestros parques.











1 comentario :

victor Bb dijo...

menuda chulada de fotografias alex