sábado, 3 de septiembre de 2016

EL CAMPELLO, AGUAS DE BUSSOT, LA COLOMBIANA, CIMA CABEÇO, RACO DE LA SEBA, SENDA CANELOBRE Y MÁS SENDAS

Mira que llevo hechas rutas y he salido con gente pero eso de hacer un trazado mano a mano con otro Alejandro, eso no me había pasado nunca y el resultado no ha estado nada mal. Paso a contar, a relatar.
Pues resulta que Alejandro es una persona de esas que conoces y que me conoce por Internet, nos ponemos en contacto por correo, por wasa y todo ello sin hablar y concertamos un rutón de tres al cuarto para un lunes de agosto a las 06,00 de la mañana en una gasolinera que a nuestra llegada enciende luces. Saludos, cafés con magdalenas y presentaciones con curriculum. Mientras tanto vamos viendo al compañero de ruta, su bicicleta y vamos viendo o pensando lo que nos espera en una mañana de esas en las que si tu colega sale airoso lo puedes llevar a cualquier sitio. Por que resulta que subir a la cima del Cabeço con la bicicleta más las lindezas previas y posteriores no es moco de pavo.
Buenas sensaciones y junto al mar en plena noche vamos soltando piernas, subida por la cadena, trialera a patita y llegada a Aguas de Bussot. Una pequeña senda en subida camino del Preventorio, otra senda más y por fin la Colombiana para llegar a los 700 metros de desnivel. El compañero es de los míos, gasogeno y regulador, del vagón de cola pero imparable.
De esta manera seguimos adelante y con buena cara, ahora tocan rampas camino de la valla y subidas finales. El calor aprieta y nosotros sonreimos pues el madrugón ha valido la pena con eso de escapar del último sofocón de agosto pues el sol se llena de bruma mañanera que amenaza agobio.
Como quiera que el sudor nos empapa y reempapa, no tenemos miedo a la deshidratación pues el agua es el peso que a las espaldas subimos, sabedores de no poder reponer tras Bussot.
Llegada a la cima y vistas inmejorables, fotografías y buenos bocadillos para afrontar la bajada del día. Primero un buen pateo por zonas de eskaladabike, resulta que el amigo Alejandro está curtido en este noble arte y se le nota al pájaro y pasamos los tramos complicados con notable soltura, Hillary es un bache para el par de expedicionarios.
Terminado el pateo tenemos la opción de hacer la ruta prevista o… la bajada al Raco de la Seba por una senda… una sendasca que sería IM…PRESIONANTE. En cuestión betera tan solo encontrada en wikiloc de la mano del amigo Marplatense en pateo de subida y ahora, en bajada. Limpia, rápida, con vistas increibles y terminando en revirada aperaltada, suave, vamos, una señora senda.
Luego a las cuevas del Canelobre y la senda esa que llamo divertida pues te lo pasas como un enano bajándola en sus tramos que te llevan a la carretera y manta, pero poca, que luego tenemos tramos de la BTT de Bussot y uno tras otro vamos avanzando para terminar nuevamente en nuestro inicio con visita en Ochoa Bikes y el amigo Miguel que con algún correligionario allí se encontrabal.
Muy buenas sensaciones y el amigo Alejandro a la altura de las circunstancias, medalla de oro y a esperar la siguiente que a bien seguro será como esta, una gran ruta en buena compañía.
Todas las fotografías de la ruta en la galería de agosto.




















Powered by Wikiloc

No hay comentarios :