sábado, 17 de septiembre de 2016

RETO EN CHINCHILLA, 75 KM DE CAMINOS Y SENDAS

Ya con la última ruta se quedó pendiente un "runrún" que tan poco ha durado que han sido un par de días los que han gestado lo que aquí se presenta con todo lujo de detalles.
Esto es "canela fina" y como tal es una ruta que para lo que venimos haciendo por estas tierras montañosas tan próximas a la capital del llano es algo nuevo. Nada tenemos parecido en wikiloc ni otras aplicaciones al estilo y por ello es algo muy bueno y recomendable para propios, extraños y similares.
Se ha quedado en 75 kilómetros y un buen desnivel del que como de costumbre la aplicación me ha "birlado" un par de centenares de metros de los que buenas razones dan nuestras piernas, pero bueno, es costumbre aceptada.
El caso es que esta ruta va y viene y de vez en cuando nos ofrece pequeños regalos de un terreno con pequeñas elevaciones y cuestas suaves y prolongadas, en ocasiones no tanto, que nos hacen subir a cualquier lugar y encontrarnos como digo, algunas subidas y bajadas en senda con las que poder disfrutar un poco más si cabe.
El paisaje es como esa isla de pequeñas montañas maltratadas por los vientos y los siglos que en ocasiones han sido injertadas de pinos clónicos que nos hacen pensar que por aquí hemos pasado o también por allá. Por ello se recomienda llevar la cabeza despejada, piernas frescas y muchas ganas y compañía.
El descanso lo encontraremos tras sesenta kilómetros con un buen desayuno para afrontar la parte final que a modo de regalo nos deja unos kilómetros de sendas y regalos.
Agua no tenemos en los primeros 60 kilómetros aunque en nuestro caso, al madrugar y salir con focos en un mes de septiembre, con un par de bidones es suficiente. En caso de hacerlo en verano, la cosa bien recuerda a un suicidio imprudente pues lamentaremos no llevar una cuba de líquido elemento.
El trazado invita a ser utilizado para preparar grandes retos de esos de los que jalonan la península a los que entregan su tiempo a la preparación sin grandes desplazamientos. Por ello, controlar el tiempo invertido es buen reto para luego si es posible, informar en este rincón para utilidad del resto de usuarios (modo strava es lo que parece).
Eso sí, como dije, la buena compañía en este caso del amigo Fran, hace más llevadero el objetivo de cumplir el trazado a buen ritmo que pudimos hacer con nuestras dobles de catorce kilos en canal más bidones y otros enseres en ruta. Posiblemente sea un tiempo a batir y mejorar asequible para mortales. En caso de inmortales, expertos y chamanes no será nada relevante pues están a otro nivel que yo nunca conocí.
Lo dicho, esto es un pequeño regalo a los usuarios que quieran disfrutar de Chinchilla desde otra perspectiva, conocer nuevos lugares y ver hasta donde se puede llegar, pues la Autovía y la zona militar confina nuestras ansias aventureras.








Powered by Wikiloc

No hay comentarios :