domingo, 8 de abril de 2018

50KM CON AMIGOS CÁNTABROS. VUELTA A ESPAÑA. ALBACETE TORTOSA. VALDEGANGA, JORQUERA, ALCALÁ DEL JÚCAR Y CASAS IBAÑEZ

El año pasado, las cosas de la casualidad y de Internet hicieron que nos conociesemos y una operación que me dejó en el dique seco un mes dio lugar a que los esperase en su periplo de la geografía española. En esta ocasión venían de Granada hasta Albacete. Tan solo fue una tarde en la que nos vimos y una cena para conocernos y lo pasamos en grande. Son grandes personas que tienen en común las ganas de vivir y pasarlo bien.
Pasaron 365 días y han vuelto, esta vez para ir desde Albacete hasta Tortosa y comenzamos donde nos quedamos cenando, con una visita prevía de la monumental ciudad de Chinchilla de Montearagón. Eso sí, con el agua cayendo a cántaros hicimos la visita pero unos carajillos quemados en la Dalia nos hicieron de reconstituyentes.
En el día de hoy, con inicio en la Avenida de España y unos chocolates con churros nos hemos dispuesto a llegar a Casas Ibañez, lugar donde termina la primera etapa, pasando por diversos pueblos de la ribera del Júcar.
Primero toca llanear, que esto es Albacete y por ello, por la vía verde de Valdeganga hemos pedaleado evitando el barro de las afueras y coincidiendo con numerosos grupos de ciclistas con los que hemos ido avanzando por Tinajeros hasta llegar a Valdeganga.
Tras ello, bajar al río y comenzar la parte bonita del viaje por los caminos y sendas que jalonan el margen derecho de nuestro río. Un poco de charcos y barro pero nada preocupante, la primavera ha llenado de verde el terreno y los arboles están a punto de soltar hoyas y flores de sus yemas, cosa que ya han realizado almedros y similares.
Llegamos a Jorquerda dos horas, dos horas antes y por ello, la comida se ha convertido en un almuerzo tardío a base de patatas, huevos y carnes variadas de todo tipo y especie, postres y carajillos, todo ello regado con cerveza, vino de la manchuela y refrescos variados. Buenas risas y charlas y la presencia de la familia Veciana al completo, abuelo, hijo y nieto. Lo bueno de todo ello ha sido la intervención de un mito e inspirador de mentes aventureras, el gran abuelo Veciana que hace ya 50 años con un amigo daría la vuelta al mundo a bordo de una Vespa, algo único, increible y digno de escuchar de boca de su protagonista, una leyenda viviente pues personas así son bajo mi punto dignas de respeto y aprecio.
Luego camino de la Recueja y Alcalá del Júcar donde subir sus callejuelas y hacer una parada en la Cueva del Diablo que allí nos esperaba con la buena música que su señora siempre tiene, música de los setenta de la buena.
Terminamos subiendo y disfrutando de las vistas de Alcalá desde el Mirador y para llegar a Casas Ibañez con viento casi frontal, hemos dispuesto formación de ataque y llegado a golpe de pedal cargados de sensaciones, recuerdos y un gran día de bicicleta con grandes amigos.
Dar las gracias a todos los expedicionarios que nos habeis hecho pasar un buen día y habernos hecho partícipes de vuestra aventura.
Un saludo amigos, y nos vemos.


















Powered by Wikiloc

No hay comentarios :