jueves, 16 de junio de 2011

ESPERANDO EL TREN...

 
 

Dicen que hay trenes que sólo pasan una vez en la vida y que si no subes a ellos, posiblemente no vuelvan a pasar. Algo tienen los trenes, lo mismo es que mi bisabuelo era ferroviario, el caso es que con el billete en la mano y esperando el tren, tambien pasa la vida.

5 comentarios :

Paco Atienzar dijo...

¿ Que no pudiste comprar naranjas, no ? Descondiderado

Javier Peralta Medina dijo...

Ya la podías haber lavado un poco, cochinote...

alex dijo...

Las rutas entre naranjos, caminos y carreteras tienen dos problemas; el primero que tanto naranjo cansa, y el segundo, que las aguas estancadas del lugar no son muy agradables. Lo que si es cierto es que me he vuelto bastante provinciano, ya no se ni "sacar" un billete de cercanías.

Jesús PC dijo...

Que envidia me das. Presiento que ha sido una experiencia única, llena de emociones. Hay momentos en que realmente dan ganas de eso.. de coger la bici y pedalear hasta la costa Este, ver el mar, respirar y volver con la agradable sensación de haber cumplido un objetivo.

alex dijo...

Jesús, mejor no lo podías haber dicho. Un saludo.