miércoles, 1 de junio de 2011

MOGENTE, NAVALÓN, MOGENTE





Ruta a la que se le puede disculpar la distancia existente en autovía de Albacete a Mogente y vuelta. El resultado es una primera parte de unos treinta kilómetros en subida en la que se encuentra nada más salir un repecho muy duro de varios kilómetros y una bajada y subida a un barranco bastante bonito en el que tras una decena de kilómetros, cambiamos el monte bajo por el pinar que rodea a Navalón.
La vuelta, simplemente alucinante. Kilómetros y kilómetros cuesta abajo descendiendo por sendas llenas de vegetación y caminos en los que la velocidad era de vértigo. El paisaje, a medida que avanza la ruta es impresionante.
Lástima el GPS que está terminando poco a poco su vida útil, algo de lluvia que no ha podido con nuestra intacta moral y una cuesta en la que si no me agarro a un matorral, había contado piedras del camino. Jesús, buen compañero comprensivo de fatigas, remontando el vuelo, castigado sin café y sin almuerzo, pero a la espera en las bajadas. LA VIDA NOS SONRIE.

1 comentario :

Paco Atienzar dijo...

Valla panzada de subir, eso es como dos Padrastros juntos por lo menos.