domingo, 6 de enero de 2013

BOGARRA Y LAS SENDAS DEL PADRASTRO. PARTE PRIMERA

Si me dicen hace 30 años cuando subía en mi Bh plegable con portamantas, guardacadenas de metal, un plato, un piñon y dinamo con la que podía dar vueltas por el barrio Carretas con cuidado de no ir muy lejos, que tres décadas después iba a subir en una bicicleta como la que subo, hacer fotografías sin bajarme con un teléfono móvil mientras escucho música y hacer vídeos con música gracias a una cámara que llevaría en el pecho, pues no me lo creería... Si hace tres décadas me dicen que con una bicicleta bajaría por sendas por donde casi no se podría bajar a pié, que iba a subir a lo más alto de las montañas que a lo lejos veía... Si me dicen hace treinta años que saldría con amigos cuando más frío hacía con los que poder compartir grandes momentos como estos... Pues que hace treinta años hubiera seguido pedaleando con mi Bh por las calles sin asfaltar intentando lograr el mayor derrape, subiendo más rápido que nadie la cuesta de las Carretas y comiéndome de merendar mi magdalena con el trozo de chocolate.


1 comentario:

victor Bb dijo...

una bici bh teniamos en mi pueblo y decidimos arreglarla un poco para subir las cuesta aquella y con esa bici era imposible subirlas ,pero bajarlas si era una historia con frenar que los frenos no iban poniendo el pie en la rueda trasera jajaja lo que me habre caido son esa bici