lunes, 15 de junio de 2015

NO SON GIGANTES... QUE SON MOLINOS. DE ALBACETE HASTA ÁVILA A LOMOS DE UN PANDA.

A lomos de rocín enjuto pero bravo recorrimos llanuras manchegas camino de tierras toledanas, atravesamos valles y barrancos, cruzamos ríos y pantanos, subimos fuertes e interminables pendientes y bajamos raudos como el más veloz.
En Alcázar de San Juan nos llamaron los Gigantes para compartir bocadillos a su amparo, refugiados del implacable viento con el sol escapando entre nubes en forma de rayos luminosos.
Llegamos a nuestro destino saludando a la señora Sonsoles, contra todo pronóstico con nuestro blanco caballo peleón, cansado y exhausto. Ahora queda descansando esperando una nueva aventura de vuelta a casa en lo que será a bien seguro una gran aventura.


















No hay comentarios :