lunes, 7 de marzo de 2016

CON UN BUEN AMIGO, AL FIN DEL MUNDO...

... Y es que después de ir al fin del mundo, coges y das la vuelta para llegar a casa antes de comer. Sirva esta entrada como homenaje al compañero de fatigas Fran el de las Peñas, el auténtico "hombre biónico", el que no puede mojarse.
Bien son conocidas mis maneras y costumbres y ese famoso dicho "del que a hierro mata... " y claro, las grandes verdades se disfrutan o sufren y en mi caso es lo que toca. Cierto es que como el amigo Fran, de lugar a que yo abra paso más le vale hacer un curso de equilibro que con reductora subo, pero subo mientras que él hace cabriolas por mantener la verticalidad en retardado avance.
Con la ruta de ayer convertimos en costumbre lo que hace tiempo pensábamos imposible y subimos y bajamos lo que se nos ocurre, atravesamos lo que parece que no se puede y pedaleamos por donde el último hombre que pasó fuimos nosotros.
Adelante amigo que ya conocemos el fin del mundo, vamos a ver que lo que hay después.





No hay comentarios :