lunes, 28 de marzo de 2016

DE LA PLAYA A LO ALTO DEL CABEÇO, TODO UN PLACER LLENO DE SUFRIMIENTO

Salir de la orilla del mar una mañana con el amanecer y llegar a lo alto de una montaña de 1200 metros con vistas inmejorables y ganas de descansar mientras se nos llenan las retinas de imágenes imborrables es algo único.

No hay comentarios :