domingo, 8 de enero de 2017

50KM CICLISTAS Y CAZADORES

Son ya veintinueve años desde aquel día en el que comencé a salir por los caminos con mi flamante bicicleta BH de aleación, con mucha ilusión y poco dinero, sobrado de fuerzas y casi carente de obligaciones. Me han sucedido unas cuantas cosas, entre ellas, encuentros y desencuentros con cazadores.
Hoy, hemos pasado un episodio bastante ilustrativo de la relación que bajo mi punto debe existir entre los que madrugamos para salir en bicicleta y los que madrugan para cazar.
Haciendo una ruta tomada de wikiloc todo iba fenomenal pues todo discurría por pistas, hasta que llegados a un punto bajamos un poco de senda que daría finalmente a una pista asfaltada que terminaría pasando por una casa junto al camino donde un hombre me sale al paso.
Me comenta que están cazando más adelante, que el camino no continúa y que deberíamos saberlo pues seguramente habíamos pasado por unas cadenas.
Entonces le comentamos a este hombre y su compañero que estábamos a mitad de ruta y volver no era recomendable por tener que hacer gran parte del trazado cuesta arriba y con tramos no muy apetecibles.
Comienza una charla en la que cada uno da su punto de vista y no nos ponemos de acuerdo, nosotros queremos seguir y nos dicen que están cazando por la zona que pasaremos y no es recomendable que lo hagamos, que están de montería y que es una época del año, que nosotros tenemos todo el año para pasar.
Seguimos argumentando y llegado un momento determinado reconocemos ambas partes de existen ciclistas de todo tipo, lo mismo que cazadores, que lo que manda es la persona, no el trabajo ni la afición.
Entonces, el hombre me dice que si voy hacia atrás a mano derecha puedo subir un collado y tomar el camino para seguir mi ruta sin alterar la mañana de caza. Le digo que estamos de acuerdo con esa solución y me ofrece su mano, yo se la doy encantado y le deseo una buena mañana de caza.
Ciertamente, ambas partes hemos demostrado estar por encima de las circunstancias pues no hablamos de caminos públicos, de normativas de caza, de maneras y tampoco de otras tantas cosas, tan solo utilizamos palabras y argumentos para buscar soluciones.
Volvemos y todo no puede ser perfecto, subir al collado se hace por monte a través con un desnivel considerable, una vez arriba se baja por monte a través pero se puede hacer en bicicleta. Al fondo nos espera un camino perdido cuesta arriba que da con una valla que tenemos que saltar. Junto a la valla un camino que seguimos para salir a un camino y tras unos metros otra valla de gran altura que debemos franquear para terminar en la carretera.
La ruta no es lo que teníamos pensado pero todo en esta vida es negociable y siempre que podamos debemos primar el interés de los demás pues como dice el cazador, tenemos todo el año para salir, cosa que ellos no y además, en este caso no parecía recomendable nuestro paso.
Terminamos por pistas, algún torrente y más pistas en un bar junto a una cerveza para comentar cosas de la vida, del trabajo, de los amigos y de la bicicleta. Resulta curioso pero esta incidencia no ha sido nada relevante pues sigo pensando que en esta vida primero son las personas y luego, luego lo que uno quiera.
PD. La ruta mejor no descargarla.



No hay comentarios :