domingo, 22 de enero de 2017

AYNA Y TRES SENDAS. LA DEL CAMPING, LA ALBARDA, EL TUBO ROJO

Ayna es ese reducto betetero donde el 50km busca cobijo en los días de viento, tras los días de lluvia y en esta ocasión, después del temporal y la nieve. Por este motivo, como quiera que ya sabemos lo que es pedalear sobre la nieve y mucho más un par de días después de haber caido, a lo que se le suma barro y hielo, es por lo que decidimos marchar a este rincón manchego. Algunos le llaman "la Suiza Manchega" pero al igual que ocurre en otros pueblos de la sierra, bien podría algún organismo municipal o supramunicipal subvencionar a los que allí viven sus fachadas en un arreglo que daría lustre y belleza a los núcleos de población, pues en ocasiones más parecen del Rif marroquí. Que con ello no digo que sea malo, porque hasta el nombre de Ayna tiene su origen en lo árabe, sus huertas, sus vegas y su historia, pero es lo que yo digo, mejor mirarnos en nuestro pasado y orígenes árabes, griegos, cartagineses, fenicios, romanos o bárbaros que en una Confederación Helvética con la que poco tenemos que ver; por la forma de pensar, vivir, riqueza o distinta belleza de sus pueblos. Pero bueno, vamos a lo que vamos que es la ruta....
Los paisajes si que merecen un elogio pues al igual que ocurre en la Manchuela, las montañas nacen hacia abajo, que el río Mundo y la erosión han tomado cincel para esculpir barrancos y montañas en sentido negativo. Es por ello que estar en la máxima altitud supone hacerlo en el llano, mientras que bajar supone hacerlo a lo más hondo del río.
Voy a la ruta que no termino.
El caso es que hoy tocaba algo distinto y por este motivo tomamos nuestras dobles en condiciones engrasadas al efecto y como quiera que la carretera hacia el Pontarrón estaba cortada por un notable desprendimiento y por lo que se dice, por mucho tiempo, la cosa consistía en aprovechar la coyuntura.
Se tenían que hacer tres sendas, la del Camping, la de la Albarda y la del Tubo Rojo más las correspondientes subidas, todo en un tiempo máximo de cuatro horas que disponíamos. Las subidas se hacen por asfalto, pues en otro caso, la vuelta es notable y el esfuerzo mayor, aunque no mucho, así como el kilometraje y el tiempo necesario para realizarla. Por ello se recuerda a los enemigos del asfalto que renuncien a esta ruta donde lo utilizamos para el remonte, pues a lo que vamos es a disfrutar de las sendas en bajada. Si otras rutas se quieren por la zona sin asfalto, con más o menos sendas, mayor o menor desnivel y otras características es sencillo; se escribe en BUSCAR de wikiloc la palabra 50km más Ayna y a bien seguro saldrán rutas para todos los gustos y preferencias, que nuestra experiencia es grado.
Agua en el Cortijo de los Luisos o en las dos ocasiones que se sube al Pontarrón.
Esta ruta tendrá una segunda parte cuando el terreno esté seco a lo que se añadirán un par de sendas más, pero eso será en otra ocasión.
Recomendable a los que no tienen reparos en remontar por asfalto para bajar por sendas que más parecen trialeras, donde algunos nos sentimos más a gusto que un arbusto.











Powered by Wikiloc

No hay comentarios :