jueves, 7 de noviembre de 2013

ALCALÁ DEL JÚCAR Y LA SENDA DE LOS BATANES

Esta otra senda no es muy transitada por bicicletas y se nota, pues la técnica a emplear debe ser bastante y el riesgo resulta elevado. De todos modos, el disfrute está asegurado y salvo tres o cuatro puntos en los que poner el pie en tierra, es ciclabe en casi su totalidad. Eso sí, lo impresionante de los ciervos antes de la bajada y lo grandes que son es una auténtica pasada.


No hay comentarios :