miércoles, 13 de noviembre de 2013

LA SENDA DEL PICAYO EN BOGARRA

La buscamos subiendo, pero tras lo que en las piernas llevamos es un dulce remate. Las vistas del pueblo y los alrededores con el Padrastro de guinda resultan de impresión.
La bajada es de lo mejorcito de la zona, con tramos difíciles y otros imposibles, en su mayoría ciclabe con cuidado, eso sí, que las sendas tienen lo suyo.


1 comentario :

alfonso dijo...

Joder con la senda del picayo, tiene su miga , que pena que me la perdiese, veo que disfrutasteis un montón.