miércoles, 3 de septiembre de 2014

OTRA NOCTURNA A LA SACA, CANELA FINA.

Otra gran nocturna en la que componentes del núcleo duro de 50km se dieron cita en la Dehesa de Ayna. Nuevamente nos esperaban lugares conocidos y desconocidos por donde pasar y disfrutar con nuestras monturas. Fran Cisco, Ig Nacioayer y Alejandro Medario se dispusieron a cualquier cosa y eso es lo que tuvimos.
Cierto es que pedaleamos con la bicicleta pero que tambien tuvimos la oscuridad como telón de fondo en una noche cargada de tormenta eléctrica es cierto, tanto como un continuo relampagueo con rayos por doquier.
Tambien es cierto que meriendacenamos en un inusual bar en una perdida aldea, que lo hicimos como señores de paso con envidiable ambiente.
Perros que nos acompañasen y conociesen no faltaron, así como las ganas de poder encontrar y disfrutar.
Nuevamente se hizo de noche y con la oscuridad Ignacio se transformo en licántropo montañero, Fran cambió su montura por una mobilette que escondía tenía tras una encina y el que suscribe echó mano del recipiente de los esfuerzos y las monedas que guardaba.
Gran noche de bicicleta con buenos momentos que recordar.











 















2 comentarios :

ángel hortal dijo...

Los mas grandes!!!!

Anónimo dijo...

Pues sí. En la parte final del recorrido y en noche cerrada nos acechaban varios frentes dispersos de tormenta eléctrica cuya intensidad iba creciendo con los minutos. Todo un espectáculo para los sentidos.
Justo en el tramo de bajada a la Dehesa paulatinamente empezó a descargar una de esas tormentas de verano que empieza con gotazos gordos y dispersos que poco a poco van arreciando, con la fortuna de que nos dio tiempo a llegar y refugiarnos en la parada del autobús, justo cuando de verdad empezó a caer.
Como ya son muchas ocasiones en las que me ha sorprendido una tormenta no prevista yo siempre llevo un impermeable de emergencia en la bolsa ya que, aunque en esta ocasión no ha sido necesario, mas de una vez me ha salvado de un buen remojón y de hipotermia segura