viernes, 12 de septiembre de 2014

VALDEGANGA. 14 SENDAS. SE CIERRA UN CICLO DE 10 AÑOS DE BICICLETA.

Esta ruta es el resultado de unir muchas sendas, todas viejas conocidas y muchas de ellas nacidas del trabajo y de la ilusión de la gente de Valdeganga y de Madrigueras que con su esfuerzo nos han dejando un legado que resulta de agradecer.
Eso si, tan importante como el recorrido resulta la compañía en el viaje con personas que valen la pena y bastante, personas que también son el resultado de muchos años de pedaleo, trabajo y esfuerzo. En esta ocasión con Ignacio, Nacho, Bacterio y la gran ausencia de Fran, se pudo pasar la tarde y parte de la noche por nuestros paisajes y montes de la Manchuela.
Parece mentira pero esto de la bicicleta es como la vida puesto que la experiencia y los años nos van dejando lo mejor, tanto experiencias como personas y a pesar de haber recorrido caminos distintos, todos hemos llevado el mismo rumbo.
Tenemos que disfrutar lo que podamos pues la vida solo se vive una vez y al final del camino, nos tiene que quedar un buen recuerdo y las ganas de seguir, puesto que los que así somos, de esta manera tan peculiar, nos lamentamos de no poder hacer o no haber hecho las cosas que más nos gustan.
De nuestras batallitas tan sólo nos quedarán momentos que pasarán con los años y otros recuerdos que mezclar o confundir. ¿Quien sabe si fue verdad lo que a otros contaremos?

AÑO 2004.





AÑO 2014






1 comentario :

Anónimo dijo...

No se si se cierra un ciclo pero lo importante es que las posibilidades y las ganas siguen intactas, potenciadas por una mente que hemos de mantener abierta y con la ayuda de una tecnología que facilita las cosas.
Ojala que la vida continúe dejando disfrutar y contar; y que podamos seguir haciendo retrospectivas que nos dejen esa reconfortante sensación de que se ha aprovechado el tiempo (el tiempo es un bien escaso y el que lo pierde desperdicia vida)
Efectivamente, nos quedan las vivencias, esos momentos de los que hablas, la gente con la que se comparte ilusiones y encima esas imágenes que nos ayudan a recordar.
Y aunque mezclemos los recuerdos siempre quedará de ellos lo que realmente merece la pena recordar.
Por cierto, nostálgica montura y curiosa indumentaria del 2004