viernes, 8 de octubre de 2010

Por curiosidad!

El otro dia me baje sin querer un album musical del grupo Pink Floyd llamado "THE FINAL CUT". En este album se hace referencia al padre de uno de los componentes del grupo que luchó en la segunda guerra mundial y es tambien un album a modo de protesta contra la politica de Margaret Teatcher en invulcrar en la guerra de las Malvinas a Reino Unido. Pues investigando y leyendo bastante sobre el tema descubrí a uno de los personajes de este conflicto mas sonado y no, no es la Teacher (Dama de Hierro e intima del Beetfeter) es un tal Alfredo Ignacio Astiz, teniente de navio por aquella epoca en dicho conflicto y concocido tambien por ser reconocido mas tarde como genocida, conocido como el Angel RUBIO y enemigo natural de las madres de mayo. Un hombre como él decia:

"Yo digo que a mí la Armada me enseñó a destruir. No me enseñaron a construir, me enseñaron a destruir. Sé poner minas y bombas, sé infiltrarme, sé desarmar una organización, sé matar. Todo eso lo sé hacer bien. Yo digo siempre: soy bruto, pero tuve un solo acto de lucidez en mi vida, que fue meterme en la Armada.[12]".

Este comentario lo realizó allá por los 90 y digo yo, un hombre con esa personalida y esos pensamiento es peligroso muy peligroso, demostrado de ante mano y capaz de salvarse el culo cuando se ve jodido y apuñalarte por la espalda sin que te enteres, comportamiento demostrado años antes en las Malvinas en donde rindio una guarnicion sin disparar un solo tiro cuando se las vio chungas con los ingleses. He aqui el momento


Este es el tipo de comportamiento humano, enmarcado creo yo en el extremo radical de la naturaleza del ser humano, vamos en pocas palabras, UN VERDADERO HIJO DE PUTA. Espero que hallais disfrutado de este comentario a modo de curiosida, por variar un poco.

1 comentario:

alex dijo...

Este hombre tiene el aspecto, por lo que cuentas, de ser el típico "trepa" que se adapta a su tiempo y circunstancias, carente de escrúpulos y con el instinto de autoprotección, vamos EL TÍPICO TRIUNFADOR QUE LA SOCIEDAD PREMIA Y EL TIEMPO PONE EN SU SITIO (DEPENDIENDO QUIEN ESCRIBA LA HISTORIA).