martes, 10 de junio de 2014

FUERZA, TÉCNICA, DUREZA Y RECOMPENSA MERECIDA. LO MEJOR DE NUESTRA SIERRA

Última de una serie de rutas en territorio Paterna y con ello, posiblemente la mejor aunque como el resto de rutas, con un estilo diferente que no todas las rutas son igual.
En este caso, la idea consistía en hacer una senda nueva y cuando digo nueva es para nosotros, que baja del Almenara en dirección Riopar Viejo y hacer cuesta abajo la del Cortijo del Manojal que toma a un lado el Toril camino del Batán del Puerto. A ello se le suma una senda nueva más que tomamos en lo alto de Paterna en bajada al Batán del Puerto y Rio Madera. A cambio y con ánimo de hacer sendas en vez de pistas, haremos al revés la de Tortas a la base del Almenara y la de bajada al Batán del Puerto desde el Enebrico. Estas dos sendas que a priori parecían en algunos tramos insalvables muros y camino de lamentaciones han resultado ser con fuerza y técnica una delicia.
Tener en cuenta que tras subir junto al río camino del Almenara, por pendiente y piedra tendremos un tramo de bicitreking pero terminar, terminaremos en el abrevadero dando pedales, pues la senda lo permite si fuerzas y agarre no te faltan. Respecto a la senda del Enebrico en subida es un ejercicio de dureza y placer pues en su inicio es imposible, al menos para nosotros, pero eso serán tramos puntuales pues el resto es completamente ciclable. Esto se debe junto a la anterior a lo bueno de la senda y la acumulación de aljuma de los pinos que nos ayuda en el pedaleo. Buscamos disfrutar de la senda que a pié de Almenara nos lleva hasta casi Crucetillas y eso es harina de otro costal pues debemos exprimir en toda ella al máximo nuestros frenos que tomarán rojizo color. Eso sí, los paisajes con el Cambrón y la Sarga, de excepción. Al finalizar esta senda, subiremos al puerto de Crucetillas y tomaremos el camino del Cortijo del Manojal con un camino alucinante en lo más alto de la sierra lleno de naturaleza y grandes vistas que poder disfrutar. Terminaremos este tramo con una bajada llena de piedra y piñas camino de la carretera de Riopar a Alcaraz que necesita de nuestros sentidos al 100 %. Pasada la Fuenfría sin visita al Chorraero que en estas fechas carece de agua y cascada, bajamos como obuses en dirección cruce de Paterna pero aquí tendremos tres tachuelas con senda cada una de ellas.
La primera es la subida en pista al refugio con grandes vistas finales y la toma de una gran senda que nos conduce en lo alto al empalme de la que baja al Batán del Puerto que está cicatera con abundante piedra pero no por ello imposible. La buena suerte nos llevará a continuar la senda en la falda de la montaña y paralelo a la carretera camino de Rio Madera. Esta senda tiene un par de arreones cortos e intensos y un pequeño tramo de bicitreking.
Luego, para variar, el subidón de siempre camino de Paterna del Madera que con cuatro rampas nos lleva a lo más alto. En lo más alto, empalme para buscar a mano izquierda una subida final que tomará una gran senda cuesta abajo camino de Paterna, cuidado con una zanja que puede darnos un susto. Llegados a lo más bajo, cien metros de desnivel camino del pueblo donde terminaremos una épica jornada de bicicleta de esas que se recuerdan por mucho tiempo.
Para esta ruta tienes que estar fuerte, tener técnica y una bicicleta en condiciones, todo lo que no sea esto serán problemas. El tiempo total invertido en la ruta es de bicicleta con quince minutos incluidos de café al inicio en el bar del Jubilado que es el primero que abre en Paterna y otros quince minutos de almuerzo bajando al Batán del Puerto.
Recuerdos a un par de amigos murcianos que con problemas estaban sin bomba de aire en lo alto de Fuenfría al Enebrico y como no, aquí estamos para ayudar que es lo que hace falta cuando por los caminos nos vemos.



No hay comentarios :