martes, 4 de noviembre de 2014

LOS MEJORES MOMENTOS EN 10 AÑOS DE 50KM EN FOTOGRAFÍAS

Son 10 años de rutas y experiencias que contar. De las miles de fotografias hechas aquí dejo unas cuantas con las que poder mostrar vivencias en las que nos lo pudimos pasar muy bien. Espero que os guste.

 

Este fue uno de los primeros días en los que pudimos cruzar el río Mundo con zapatillas al hombro. En esta ocasión lo pude hacer con un gran compañero de fatigas llamado Pablo con el que por aquellos días, cada ruta sin GPS era una aventura con todo lo bueno y lo malo que ello tenía. 


Aquí estoy con un frío del carajo en mitad de una nevada en lo alto de Alcoy con el cuñado Sergio. Ese día no se veía de lo fuerte que caía la nieve y con el suelo helado, consiguientemente el que suscribe se daría un par de batacazos.



La vez que más barro pudimos coger en una ruta en la parte del Caserio de la Jara. Las bicicletas se atascaron y finalmente saldríamos airosos sin roturas. Esta ruta creo que fue a fin de año.


En esta ocasión y de modo casual con el cuñado Sergio encontraríamos la senda de la Raya sobre la laguna de Uña en una Semana Santa que al día siguiente dejaría todo totalmente nevado.


Aquí está el primer día del amigo Alfonso con pedales automáticos, lo que se caería y lo bien que lo pasaríamos. Alfonso es grande, lo mires como lo mires.


Mi hermano Javi, años sin salir y un buen día hacemos la primera ruta del maestro Rutadura por Ayora y el Caroche. Del aire que pillamos hasta incluso nos caiamos al suelo. Llegaríamos a casa a las tantas pero mi hermano, como de costumbre, estaría a la altura pues luchador como él, pocos.


No soy amigo de grandes eventos ni carreras, pero presumo de poder conocer a gente y en este caso lo hago con Madrona al que no conocería por la bicicleta y con el que pasaríamos una gran mañana de bicicleta por la parte de Jarafuel.


Como no estamos acostumbrados, la nieve hace curiosas y en ocasiones imposibles las rutas. Esta tarde pude ir con Ronal por la vía verde y pasar buenos momentos jugando con tramos repletos de nieve.


Por la sierra de las Peñas de San Pedro y con Pedro Lara encontraríamos esta bicicleta abandonada con la que hicimos un rato el memo y tras unas fotos seguríamos la ruta.


Aquí, tras muchas lluvias en una ruta por el Jardín con David. Se le ocurrió atajar por evitar el barro y se encontró agua a más no poder. Curioso era poder verle como tiraba la bicicleta para avanzar.


Fotografía épica de Triton Man y el Chico Percebe, Ramón y Jesús, una de esas mañanas de bicicleta y almuerzo en la Gineta.


La primera ruta de casi 200 kilómetros con llegada en el Campello, menuda alegría lo de poder terminarla. Pensaba que era la última y era la primera de otras tantas que le seguirían.



Aquí de baños con los amigos de El Campello por Jijona y Benidorm dandome sendos baños en la poza natural y en una piscina limpia de un merendero abandonado.



Con Ronal hemos pasado grandes momentos, la de arriba fue por Caudete y la de abajo sería volviendo de Cuenca en la que con la cadena retorcida y un par de pinchazos llegaría como si tal cosa tras más de 160 kilómetros. Que le echen a Ronal....


Con Jesús en el patio de Fran al que todavía no conocíamos. Buen rato de risas con el tractor y fotografía para el recuerdo.


Y camino de Caudete, un cañon de algún personaje que se llevó este recuerdo del ejercito español


Aquí esperé a Jesús una fresca y mojada mañana en Villalgordo, sabedor que la bicicleta resbalaría, gracias a Dios sin consecuencias.


Otra ruta cultural con Jesús y Cabezuelo en la que visitaríamos el poblado de Meca, "Alejandrada" decía Cabezuelo a la vuelta.


Inspirador del blog y buen amigo en los comienzos, el Tuerto nos pudo acompañar en un par de ocasiones haciendo de las rutas algo único con su amena conversación y filosofía de la vida.


Agua por doquier en tiempos de lluvias donde las fuentes reventaban por la sierra, como esta camino de Bienservida.


Primer intento de ir a Valencia por el Camino de Levante y derrota en Sueca, la vuelta se hizo pensando en atacar nuevamente como en otras dos ocasiones, finalmente se consigue llegar con el amigo Fran.


El día que llegué a los diez mil kilómetros en un año, objetivo que me pude marcar aquel tiempo y que finalmente sería ampliamente superado.... A otros les da por otras cosas.


El compañero Eloy, en su primera ruta que no fue moco de pavo por la sierra de Alcaráz. Aquí lo tenemos haciendo bicitreking como de vez en cuando solemos practicar.


El gran Miki Urdiales el día de la quedada de Ayna, buena gente y buen compañero de ruta. Con él podríamos hacer la épica ruta camino de la puerta del Sol. Grande entre los grandes.


Con Jesús se pasaron grandes momentos de bici y otras cosas. Este día, épico lo mires por donde lo mires nos pasó de casi todo. Terminariamos con las bicis en un coche y el coche en una grúa y nosotros en la cabina camino de Albacete.


Y aquí con Jesús el día de Cofrentes y Cortés de Pallas con su recien estrenada Specialized, poco a poco se iría poniendo pilas para ser a día de hoy un pedazo de atleta de los que ni en sueños podemos alcanzar. Eso sí, si bueno es haciendo deporte, mucho más lo es de compañero en Serranas las cuales estrenaria y sería parte fundamental con su buen ámbiente.


El día que estrené mi Trek 8500 con pinchazo incluido por la Sierra de las Peñas, se nota que estaba contento con una bicicleta que solo me daría alegrías. Recuerdos a mi Trek y a todas las Trek que he tenido y siguen disfrutando la buena gente que ha tenido la suerte de poseerlas.


Decía Fran este día que hacía una de más de 100 km que no había dormido y con niebla y frío se hizo sin problema. El que suscribe tuvo que parar en Alcalá pues no sentía dedos de manos y pies. Dios que frío.


De todos es sabido mi afición por la escala y en cuanto paramos y veo algo que subir, pues lo subo y punto. No me pregunteis el motivo pero eso de escalar siempre me ha gustado, más que caer que sigo sin llevarlo bien.

Jesús el día de la Serrana I nada más subir a la Sarga, hacía frío pero nada podría con nosotros y con nuestra ilusión. Que pedazo de ruta nos saldría.


Y aquí con los ruteros por excelencia el día que por Cofrentes y otros lugares llegasemos a Valencia. Sin problemas y con bicicletas de carretera, gran día de bicicleta por cierto.


Aquí Víctor estuvo como un leon y con él pudimos hacer una ruta cultural y descubrir casi la totalidad de los bunker de la Guerra Civil de Almansa. No estuvo nada mal aquello.


Lo que yo digo, que si alguna tontería se puede hacer, pues ahí estoy yo para hacerla. Aquí me teneis esquivando el fuego enemigo al saltar el bunker.


Y este día de inventos, que si movemos la bici, con remolque mucho mejor. Aquí estoy esperando que Fran me lleve de ruta como un señor.


Y si me rompo un brazo, pues me queda el otro para levantar la cerveza y si es con una jarra helada y bien fría mucho mejor, eso sí la tapa con buen embutido de Granada en tierras levantinas.


Alfonso, luchador incansable, el día de su percance en Riopar con cara de pocos amigos. Al final y gracias a la buena gente de Riopar y los Bronces todo superado.


Y Juanto de Serrana, como no, terminaría con una buena anecdota con tirones por doquier y sus compañeros de ruta como de costumbre, en vez de ayudar, pues de cachondeo. Buena gente el amigo Juanto.

Grandes las rutas por Cuenca y mucho más si las hacemos por la Raya. El amigo Fran si no se agacha, pues zapatazo al canto.




Y si no se puede subir en bicicleta pues se corre y menos mal que lo dejamos a tiempo pues con tiradas de más de 20km por mitad del campo casi nos destrozamos rodillas y piernas.


A quien se le diga que esto es el camino del Parador ni se lo cree. Menudo gran día de agua con Alfonso.



El día de Cabo de Palos y alrededores se hizo de casi todo y lo pasamos genial, menudo gran día de ruta y temperatura mientras en Albacete había frío y viento para repartir.


Menos mal que tenemos suerte y podemos encontrar en mitad del campo lugares donde poder descansar y soltar lastre innecesario.


Y si no, el día que me inventé con bolsas de basura lo de cruzar el río Júcar......


Seguimos escalando, esta vez en lo alto del collado de Gontar. No se puede evitar.


Y si no, por lugares que hemos pasado la bicicleta, el que se lleva la palma fue en Alcalá que casi se encajan entre dos paredes. Esto es de Letur.




Y por cierto, ninguna bicicleta se nos resiste, y si no, aquí dejo muestra de nuestro valor y pericia montando lo que haga falta.

Y los cafés que hemos tomado... esa sana costumbre bien recuerdo que la implantó el amigo Jesús con su café con hielo.


Otro gran invento de la casa, el arnés de Fran para cruzar puentes en dudoso estado de conservación. Grande la experiencia de aquel día.



Y si en lo alto y con buen paisaje tenemos una gran foto que hacer, pues no la hacemos pero la verdad es que fotogénicos no somos mucho, pero buenas fotos al fin y al cabo.


Nacho ha estado en una gran época y la verdad es que lo hemos pasado muy bien con este infatigable compañero de ruta y fatigas.


Sergio, el cuñado, en un gran día en Gran Canaria. Que recorrido más grande y bonito pudimos hacer, y la verdad es que las fotos no salieron nada mal.


Y en mitad de una noctura con Ignacio y el primillo tomando unas frescas con unos paisanos de Casas de Lázaro. Que curioso y grande lo que te puede pasar en una nocturna...


Esto es parte de lo que ocurre cuando vamos de acá para allá y nos gusta ir por donde parece que se puede ir, incluso ir por donde no se tiene o debe ir... Y lo bien que lo pasamos.


Lo que yo digo, cosa que se me ocurre, cosa que hago y si me hace una foto Ignacio que las hace muy bien, pues mucho mejor.


Y de vez en cuando salimos con los hermanos Cabezuelo para pasar un buen rato y ver que hay cosas que se pueden hacer... pero que las hacen ellos pues parece fácil pero tela marinera.


Esto no se ve en las fotos, la torpeza cuando uno sube a los puntos geodésicos, si es que ya estamos mayores. Menos mal que siempre tengo un amigo en el que apoyarme.


Dios que caida... menos mal que es de broma y estas cosas se hacen mientras esperamos... que el diablo mata moscas con el rabo...


Otra más en Valencia y a la tercera la vencida. Aquí cuando no podemos, esperamos a la próxima que nada es imposible.

Aquí si que se tuvo que escalar bien escalado en la rambla de San Lorenzo, tela marinera lo que hicimos, pero lo hicimos pues ruta que se nos mete en la cabeza, ruta que hacemos. Diez años de 50km dan para mucho y más, cosas que se pueden contar y otras que por más que me esfuerce, se tienen que vivir. Un saludo a todos.

4 comentarios:

Migue Ruiz dijo...

Enhorabuena por lo vivido, a seguir dando pedales.

Pepe Abarca dijo...

Como toda buena aventura la tuya empezó hace 10 años, con tantas horas, días y semanas por el medio, son muchos los momentos inoxidables e inolvidables que perduran en la cabeza, me alegro un mogollón de haber entrado en esos momentos inamovibles que perdurarán en nuestra retina y memoria, y que los caminos nos sigan uniendo otros 10 años o quien sabe si 20, 30, 40 ya que hay sendas que están por explorar mas allá del infinito. Un abrazo Amigo.

Jose dijo...

Seguid asi, no olvideis seguir comentando vuestras rutas-salidas en este magnifico blog.
A por otros 10 años mas.
Saludos de un seguidor vuestro desde Yecla.

Pep Noquiero dijo...

Enhorabuena por lo vivido que claramente siempre será al final positivo, pues hasta lo que en principio parece malo curte y enseña.
Un "post" que parece una extensa película de 10 años, apasionante y demostrativa de lo bien que lo has pasado haciendo lo que te apasiona.
Felicidades !!