viernes, 29 de enero de 2010

CAMINO DE LOS OCHENTA

Cuatro kilos me quedan por recorrer cuesta abajo para pesar como hace quince años. Esta tarde por Chinchilla en las trialeras de subida he probado a no bajar el plato mediano y... he podido subir como hace años. Esto va bien, lo que tengo que hacer es buscar carne de cañon para mis salidas y no esa panda de animales sedientos de globeros tipo Pedro Lara, Ronal, Cabezuelo, Alberto, David y similares.... Dentro de poco sentireis mi respiración tras vuestras nucas. Caso de seguir sin poder con calaña de este tipo, por lo menos me quedaré como un figurín (sin ropa de la talla L, pues la XL se me queda algo grande).
Publico fotografía de uno de mis sueños.

2 comentarios:

Paco Atienzar dijo...

ES CIERTO TIENE UNA CABEZA QUE PARECE UNA PIRULETA DE MIL DUROS

alex dijo...

La verdad es que vaya peña de cabezones y caretos forreros. Así pasa, que los traspasaos que se juntan con nosotros dan el cante.