miércoles, 27 de enero de 2010

-MIERCOLES POR ALCALA DEL JUCAR-





-¿Quien ha podido perder el gorro... ?
!!Ah, si llevara casco....!!
-Ruta guapa, hay que repetirla con mas gente y almorzando suela de jamon en Jorquera.

5 comentarios:

Paco Atienzar dijo...

Afeitate guarro, y dejate los almuerzos

pedro lara dijo...

Si me tapo la boca se me empañan las gafas, la barba en invierno da calorcito y solo me tapo la cabeza y las orejas. Lo del almuerzo a no ser que sea por envidia, no le encuentro otra explicacion.

alex dijo...

Ya he bajado los 85 kg por unos gramos, ya me queda menos para los 80. Bien sabe Dios que la suela que no me comí esta mañana la reclama mi estómago insaciable para celebrar la barrera de los 85. Eso sí, como llegue a los 80 lo celebro en las Eras con el completo (suela, forro y panceta con patatas).
La ruta buenísima y de frío que no falte. Esta tarde por 5 eurapios un pasamontañas de lana con visera.

Anónimo dijo...

Vamos a ver Alex, almorzar un dia de ruta fuerte como Dios manda, no tiene por que afectar a tu objetivo de bajar peso. El problema lo tendras luego, en casa cuando uno se pone a picotear y a comer cosas no demasiado saludables (aunque seguro que muy ricas).

Hay que controlar un poco la dieta en general, pero pienso que no hay que renunciar al almuerzo cuando este se tercia y apetece.

Tampoco soy partidario de institucionalizar el almuerzo por narices, ya que hay dias que la ruta sale de una manera y no apetece, y otros dias que debido a la ruta, a la gente, al clima... pues apetece almorzar bien.

El unico problema que puede conllevar el almuerzo, a mi juicio, es la hora de regreso a casa, pero si eso no es problema... almorcemos.

Anónimo dijo...

Por cierto, ¡Que pena lo del gorro!, era ya toda una institucion en los inviernos de 50 Km.

EN LA PROXIMA SALIDA PROPONGO 30 segundos de silencio en requiem por el gorro.

Pero tambien me anexiono a la opinion de Pedro... si llevaras casco no habrias perdido el gorro.

Si tienes la mala suerte de pegarte una chufa puedes perder algo mas que el gorro.