martes, 5 de febrero de 2013

AYNA, DOS NUEVAS SENDAS by SR. PERICLES

Me hablaron de un ciclista denominado Pericles que por la zona de Ayna descubría sendas de las que por mucho que buscase no podía encontrar. No he tenido la ocasión de conocerlo, pero ha tenido el detalle de ofrecer los senderos en wikiloc y ello se le agradece en gran medida. Ya me advirtieron que Pericles lo baja todo y que no le tiembla el pulso y de ello doy constancia tras haber podido hacer dos de sus sendas.
La ruta es sencilla, se sale desde Royo Odrea y se sube por la carretera del Pontarrón hasta lo más alto y tomamos el desvío de Molinicos por Pinilla. Al cabo de unos kilómetros, un camino a ala derecha nos conducirá a la senda de subida a la Peña Albarda que durante unos metros perdermos para luego volver a encontrar y andar durante unos diez minutos por lo duro de la pendiente y del terreno. Tras llegar al desvío para subir a lo alto, que será terreno de senderistas, nosotros seguiremos para iniciar la bajada que será algo accidentada al inicio por los árboles caidos y luego espectacular y algo peligrosa por circular por el mejor de los miradores que tenemos e la zona. Estaremos en lo más alto, pudiendo disfrutar del Calar del Mundo nevado, del Padrastro y de todas las elevaciones de la zona.
Luego, la bajada comenzará a ser más rápida hasta un depósito en el que giramos a la izquierda y daremos inicio a la que mi parecer es una gran senda que supera con creces a la de los Cárcavos, Royo Odrea o la del Camping de Ayna. Tendremos un inicio curioso y rápido por un camino que termina en un sendero difuso para luego encajarnos entre piedras y dar rienda suelta a curvas cerradas y paisajes impresonantes donde exprimmir nuestra bicicleta y técnica.
Llegaremos a la parte final junto al río Mundo entre las aldeas de los Cárcavos y Royo Odrea para discurrir y comentar la senda junto al río.
Serán unos minutos para luego volver a subir el Pontarrón hasta lo más alto nuevamente y tomar una senda "en dos tramos". El primero muy bueno que termina en un sembrado de almendros que atravesamos para luego salir por un tramo de senda a la carretera, subidón a una antena, cruzar otro sembrado y senda de bajada a Royo Odrea atravesando casas y terminando por uno de los rincones más bonitos de la zona para llegar a Royo Odrea satisfechos de haber podido hacer y disfrutar del recorrido.
Como digo últimamente, de estos recorridos abstenerse amigos de vías verdes y de bicicletas impolutas puesto que encontraremos alguna caida esperada e inesperada  , andaremos un poco y disfrutaremos de las sendas al límite y de límites cada uno entiende y conoce los suyos.
Tal y como decía al inicio, gracias al Sr. Pericles.













2 comentarios:

Paco Atienzar dijo...

¿ Cuando vamos ?

alex dijo...

Si ya está hecha pájaro. La próxima vente que está muy bien.