lunes, 25 de enero de 2016

50KM VILLACASTÍN, MARCHA SAN SEBASTIÁN 2015

Hacer una ruta es algo normal; es normal trazarla o buscarla en wikiloc, contactar con el usuario que la cuelga, preguntarle y que te responda sobre el terreno, el tiempo y otros tantos detalles para ir a un lugar que no conoces y poder hacer una ruta... Que me digan a mi si eso era normal cuando en el año 1990 pedaleaba yo con mi bicicleta de montaña... tela.
Y claro, en esta ruta ha ocurrido algo tremendamente curioso pues habían varias versiones de una marcha que se organiza en el año 1995 y localizo a un usuario denominado Casa Madrona que cumplidamente me informa del trazado.
Pues yo, como de costumbre, cojo mi coche y me desplazo desde Ávila a Villacastín y lo dejo donde otras ocasiones, tras la Iglesia, junto a una panadería y una carnicería para tomar el café en un Mesón previa la salida.
Pedaleo y como de costumbre, tomo los 62 kilómetros del recorrido como guía y de vez en cuando me salgo del trazado para buscar, variar y en ocasiones recortar un poco puesto que la cosa no está para que estando solo apure al máximo las horas de luz.
Un trazado sorprendente en el que se pasa en tres bucles por una ermita camino de Aldeavieja, un robledal que siempre veo desde la Nacional y un tremendo bosque de pino y encina que me deja impresionado. Tramos de enlace y pistas en muy buen estado. Total, una ruta en condiciones.
Termino con mi cerveza y unas patatas con alioli (denominadas patatas con ajo en mi tierra) y hablando con el amable mesonero me informa que Casa Madrona tiene una ferretería cerca y que se llama Jesús.
Pues como quiera que no todo es virtual, acudo a la ferretería y me presento como 50km a Reyes, pasamos un buen rato hablando de las rutas y de otras tantas cosas y se cumple aquel dicho de "donde vayas de los tuyos haya". Incluso hablamos de otro compañero de rutas que resulta ser el carnicero que se encuentra junto a donde dejo el coche y que ya me tenía visto, es curioso esto de pensar que uno está solo cuando el resto saben de ti (y eso me alegra pues la vida puede dar sorpresas). Reyes me ofrece su ayuda para cualquier cosa que me pueda ocurrir, grande como persona y agradecido infinitamente.
Antes de subir al coche tengo algo pendiente, al inicio de la ruta en una calle denominada Balsa se encuentra una pequeña laguna artificial de piedra donde accedo y obtengo unas fotos bastante bonitas. Me documento y resulta que es un estanque artificial donde trradicionalmente se recogía el agua para la llegada del esquileo. Junto al estanque se observan edificios abandonados que posiblemente se utilizasen al efecto.
En ocasiones, la bicicleta es una excusa tal y como reza el encabezado del blog, más que nunca en esta tarde.
Un saludo.















No hay comentarios :