martes, 12 de enero de 2016

CUANTO PEOR.. MEJOR. LA ESENCIA DE LA BICICLETA DE MONTAÑA.

Y es que no lo podemos evitar...
Si arriba vemos un poco de nieve, subimos.
Si hay barro donde vamos, vamos a ver que pasa.
Si puede que llueva, echamos el chubasquero.
Si hace mucho frío, ya nos calentaremos subiendo.
Que hay que cruzar un río, seguro que nos mojamos.
Que hay una senda con la que no contábamos, se hace.
Que las manos se van helando, movemos los dedos a ver si se pasa.
No tenemos arreglo.








Publicar un comentario