jueves, 23 de julio de 2015

MÁS ARRIBA DEL PUERTO DEL PICO, A LA VERA DEL TOROZO

Cuestarrón que se precie, en cada rampa con la posibilidad de poder descabalgar y hacer el resto de la subida a patita. Pero no, eso es algo que no puede ser y cada pedalada es un esfuerzo más con una lejana recompensa que poco a poco va llegando y al final llega, vaya que si llega. Entonces, dejas/tiras la bicicleta y bebes agua, coges aire y abres los ojos que la retina está por llenar de recuerdos.
















No hay comentarios :