viernes, 24 de agosto de 2012

EL CAMPELLO . AGUAS DE BUSOT . PREVENTORIO . LA BACORERA . ZETAS . EL CAMPELLO

En este caso, se pretende intentar ver un camino nuevo donde no existen rutas con la bicicleta y es el tramo de la Bacorera. Para ello, se trata de subir a Aguas de Busot por la Cadena y llegar a pié de las antenas para luego en bajada, tomar los aledaños del pueblo y comenzar nuevamente a subir por el Preventorio. Tras el emblemático edificio abandonado, no tomaremos la senda por donde se indica, pues entre la pendiente y la piedra suelta será imposible, marcharemos más adelante para tomar una senda que empalma con un camino que nos va subiendo hasta tomar la senda sin más problema que la pendiente y nuestras fuerzas.
Una vez en la senda, deberemos subir hasta 670 metros y salvar casi 200 metros de desnivel debiendo recurrir de vez en cuando al bicitreking. Al que no le guste andar con la bicicleta que no haga la ruta, pues si carece de técnica y fuerza y no le gusta empujar la bicicleta se le hará muy cuesta arriba, a los que nos da igual ocho que ochenta, arriba montando o andando.
Una vez en lo más alto, disfrutamos del paisaje con el Cabeço a la derecha y nos preparamos para una bajada técnica con roca y piedra suelta, aquí vuelvo a recordar a los que no gustan de complicadas bajadas que desistan, pues de vez en cuando nos jugaremos algún que otro "gachapazo".
Una vez termina la senda, camino cuesta, muy cuesta arriba para tomar la bajada de las zetas. Con lo que llevamos hecho no parecerá demasiado, pero cuidado con las curvas cerradas y la tierra suelta.
Luego, un poco de camino y nuevamente sendas con raices y algo de piedra en dirección a la carretera de Aguas al Campello. La ruta en origen tenía más, pero para los que quieran conocer el tramo de la Bacorera y disfrutar de las complicadas sendas, le queda dejarse caer hasta el punto de partida en una bien merecida, larga y tranquila bajada por asfalto.
En esta ocasión he tenido la suerte de ser acompañado por Luis, otro veraneante campellero más que viene de la capital del reino sin que acento alguno denote su lejano origen. Gracias a Dios, Luis es amigo de subidas, bajadas, bicitreking y disfrute de paisajes sin más prisa que las circunstancias familiares. En fin, compañero de ruta sin quejas ni lamentaciones que da lugar a que cuatro horas en bicicleta hagan del tiempo algo muy relativo.
La ruta tiene la última parte de asfalto trazada en el mapa pues me quedé sin pilas. La duración total va de las tres a las cuatro horas según asistentes y motivaciones.
















No hay comentarios :