martes, 18 de agosto de 2015

ALBACETE Y LA SUIZA MANCHEGA, AYNA. SENDA DE LOS TOROS. SENDA DEL GRIEGO. SENDA DE LA ALBARDA. SENDA DE ROYO ODREA. CARCAVOS. Y MUCHO MÁS

Anteriormente hemos hecho otras rutas en Ayna, pero sin lugar a dudas, si lo que buscas es hacer la mejor ruta en esta pequeña joya de Albacete y te gustan las sendas, las trialeras, las subidas interminables y las bajadas sencillas, difíciles y complicadas, esta es tu ruta sin dudarlo. De todo ello ya se dio cuenta en la última ruta que por estos lares hicimos y que publicamos en wikiloc, http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10298071 , esta ruta sería una aproximación a la que actualmente se ofrece, completa a más no poder. De todos modos, si consideras que quieres hacer casi todas las sendas y no eres amigo de la radical, siempre te quedará otra ruta que no te dejara indiferente y que ya pudimos hacer en una inolvidable concentración con los amigos de Villarrobledo y de Balazote, http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2067564 . Aquí tenemos lo que un buen amigo denominó en su día, un verdadero compendio de bicicleta de montaña. Comenzaremos saliendo de Ayna, junto a la piscina donde se puede dejar el coche sin problemas y lo haremos por esa senda empedrada con un desnivel de 126 metros en ochocientos y pico metros, vamos, una brutalidad que gracias a su buen estado tan solo requiere fuerza y técnica para que con buen equilibrio podamos sortear cada pedalada hasta el mirador y luego la carretera. En la carretera nos desviamos y seguimos subiendo en dirección al corral de los Toros y, aunque más fácil, la cuesta continúa hasta la pista de la fuente de la Parra que tomaremos con una senda de enlace limpia. Seguimos la pista y nos desviamos en un viejo camino donde poco a poco aumenta la pendiente hasta lo más alto, verdaderamente dura. Ahora, desde arriba, comenzamos una buena bajada entre pinos en dirección a la aldea del Griego; esto se hará primero en piedra y luego por sendas y caminos en buen estado. Llegados a la aldea del Griego nos espera una gran senda que nos llevará hasta la aldea de Royo Odrea; hacerla completa es un éxito puesto que tiene varias partes; la primera es rápida y limpia con algo de tierra y arena y un par de escalones sencillos. Llegados a la fuente de la Parra podemos tomar agua fresca de su fuente y luego continuar al cruzar el camino. Este tramo es buenísimo y en su final, tras haber pasado los troncos, el tramo es endurero y con piedras y curvas que pondrán al límite nuestra técnica. Ahora en Royo Odrea, subidones por las calles hormigonadas para buscar la senda que en incesante cuesta arriba nos llevará a lo alto. Esto será posible en su primera mitad, pedaleando con fuerza entre pequeños huertos y sembrados, luego por el arroyo seco y finalmente, con pateo entre roca camino de los olivares de lo alto. Llegados arriba podremos descansar y disfrutar de las vistas de la sierra, de Bogarra y del Padrastro que a la derecha mira nuestro pasar. Bajada rápida por pista para tomar el desvío a la senda de los Cárcavos. Esta senda en principio de subida terminará en un pino donde las vistas del río Mundo y el cortado nos dejará con un recuerdo imborrable. Nos preparamos y comenzamos a bajar hasta los Cárcavos. Tramos de roca, piedra, arena y en su parte final curvas cerradas y piedra suelta nos harán disfrutar de nuestras bicicletas como niños. Tenemos agua en la aldea y unas vistas muy buenas de la presa. Cuidado que el agua debe ser la del grifo puesto que la que libremente sale no es recomendable. Tomamos la carretera y subimos por asfalto hasta lo alto del Pontarrón, nos desviamos por la carretera de Molinicos y hasta el depósito de agua que será el inicio de la senda de la Albarda. Esta senda es impresionante, para que decir otra cosa, pero depende de la piedra suelta que encontremos, aunque deberemos agarrarnos a nuestros manillares y hacerla disfrutando y con cuidado de no dar con nuestros huesos en el suelo. En su parte final termina en el Cortijo de los Luisos donde antes de llegar tenemos una fuente a la derecha pegada a la roca. Ahora, junto al río Mundo seguimos la vega y tomamos otra vez la carretera. Se sube por asfalto pero nos desviamos al Mirador con una rampa de 20 metros que pocos harán. Pasaremos un buen rato viendo quien es capaz de hacerla. Tras ello, subida por camino hasta lo alto y desvío a mano izquierda por una pista de tierra en dirección las antenas. Cuidado que en lo más alto tendremos que bajar puntualmente de la bicicleta y luego, con cuidado, ir monte a través siguiendo escrupulosamente el track hasta la antena junto al camping abandonado. La bajada que nos espera es de tremenda belleza, la senda de los Esparteros, rápida y limpia, para luego enlazar con la del tubo rojo. Toda ella ciclable y rápida nos hará disfrutar como enanos, eso sí, llevar cuidado que en cualquier momento nos podemos llevar un susto. Finalmente, un pequeño paseo por el río Mundo con una subida por las calles que rematará nuestras fuerzas y si llevamos dinero en los bolsillos parada en cualquiera de las panaderías para comprar rollos, tortas o suspiros y el famoso pan de Ayna. Tenemos las fuentes indicadas en el track más la comentada de los Luisos que no aparece marcada y será bueno saberlo pues nos viene bien para reponer líquido. Lo dicho, amantes del denominado enduro, de las sendas, trialeras, aventureros e intrépidos, estais invitados a un impresionante día de bicicleta de montaña en estado puro.



No hay comentarios :